PolíticaLa UCR se reúne en medio de amenazas de ruptura

Editor29/03/2019
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Cada vez tiene su situación más complicada el sector radical que exige mantener un apoyo cerrado al PRO. El radicalismo más cercano al oficialismo impulsa la realización del encuentro lo antes posible, que sería en Córdoba capital , donde ayer la juventud radical cordobesa hasta se animó a replicar el “MMLPQTP” inventado por el kirchnerismo y replicado con éxito en las canchas de fútbol.

Al igual que en 2015 en Gualeguaychú, el futuro del espacio radical dentro de la alianza gobernante se vuelve a definir,  y mientras el gobernador jujeño Gerardo Morales y el diputado cordobés Mario Negri cuentan los votos de los convencionales que todavía apoyarán la permanencia de su partido dentro de Cambiemos el encargado de presidirla, Jorga Sappia ya hizo público que quiere romper con el oficialismo y busca demorar el encuentro para que Morales y los demás “cambiemitas” no logren apurar indecisos y descontentos. ¿Respaldarán mayoritariamente la candidatura de Macri? -en la segunda foto, Morales y Negri discuten con el desconento gobernador de mendoza, Alfredo Cornejo-

Por lo pronto el sector que tiene a Sappio como principal vocero está apostando a un apoyo a la candidatura presidencial de Roberto Lavagna. Sabido es que el ex ministro de Economía y ex funcionario del gobierno de Raúl Alfonsín Lavagna tiene chances de convertirse en presidente y las encuestas parecen indicarlo. Sin embargo, lo que no tiene es aparato propio. Y ante la eventualidad de que el Peronismo Federal no se encolumne detrás de él, aparece la posibilidad de del acuerdo con la UCR, o al menos con el sector radical disgustado con Macri.

Las caras de la disputa: Cornejo, Corral, Alfonsín, Storani y Morales

Ayer, quien expresó esta posibilidad fue el histórico dirigente alfonsinista Federico Storani, quien aseguró que no sería “una locura” que el radicalismo rompa con Cambiemos para “apoyar a Roberto Lavagna“. La crítica de Storani no es nueva, pero sí el hecho de que se plantee de manera abierta.

Un día antes, en Córdoba, un sector de la Juventud Radical cantó, mientras esperaban a Macri, las estrofas preferidas por los opositores: “MMLPQTP”, sonó por las avenidas provinciales. El video se viralizó rápidamente y dejó de manifiesto las tensiones un conjunto de la UCR que comandan, entre otros, el inefable Enrique “Coti” Nosiglia (ver debajo), detrás de la línea enfrentada con la conducción.

De cara al público, el sector que supo diferenciarse más del gobierno es el que está encabezado desde el comienzo el Ricardo Alfonsín. El hijo del históricos presidente es uno de los radicales que desde el primer minuto de la gestión de Cambiemos exigió a su partido mayor protagonismo. El exdiputado no oculta su enojo con la conducción y dispara munición gruesa contra el extitular de la UCR, el santafesino José Corral que en la provincia lideró la ruptura con el Frente Progresista y será el candidato a gobernador por Cambiemos en nuestra provincia –las encuestas sin embargo están lejos de favorecerlo–.

Para el hijo del primer presidente de la democracia el ahora candidato a gobernador de Santa Fe “priorizó su carrera personal por sobre la del partido” al mantenerse en silencio para ser bendecido como el candidato de Cambiemos en la provincia socialista.

En el mismo sentido, el presidente de la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical (UCR), Jorge Sappia, manifestó que “el radicalismo tiene que ir a internas con una lista propia” para las presidenciales. Éste es el sector que ha coqueteado con el “independiente” diputado de Evolución,  Martín Lousteau, que, luego de exigir las PASO dentro de Cambiemos, bajó su exposición y espera. Para Sappia puede ser él y sino, “tendrá que ser otro”. Entre los candidatos que observa este grupo está Lousteau y el propio Roberto Lavagna. Los contactos con el dirigente nunca se cortaron y muchos creen que puede ser una alternativa para marcar la salida de Cambiemos.

Según publicó el sitio web La Política Online, del otro lado del mostrador, el gobernador jujeño Gerardo Morales quiere realizar la convención en abril para aprobar la continuidad de la alianza. “La semana próxima va a conocerse la fecha. Va a ser a fines de abril, más no podemos demorarnos”, confiaron a ese portal desde el sector de Morales, quien también atiende la elección provincial, donde se descarta una reelección.

Lavagna como chance
Sabido es que Roberto Lavagna tiene chances y las encuestas parecen indicarlo. Sin embargo lo que no tiene es aparato propio. Y ante la eventualidad de que el Peronismo Federal no se encolumne detrás de él, aparece la posibilidad de una negociación con la UCR, o al menos con el sector radical disgustado con Macri.

Alfredo Cornejo tuvo este jueves un sugestivo encuentro con Enrique “Coti” Nosiglia, en medio de los contactos del histórico operador radical con Roberto Lavagna, confirmaron a LPO fuentes de acceso frecuente al ex ministro del Interior.

El gobernador mendocino recibió en su provincia a Nosiglia, que está trabajando en la candidatura presidencial del ex ministro de Economía de Néstor Kirchner y Eduardo Duhalde. Nosiglia está distanciado de Mauricio Macri y volvió a jugar en tándem con Luis Barrionuevo, otro de los impulsores de la postulación aún indefinida de Lavagna.

Cornejo también está enojado con Macri, que le jugó mal en Mendoza y no aparece por Buenos Aires. Aseguran en la UCR que tampoco lo hará por 15 ó 20 días más, justo cuando Macri necesita un pronunciamiento nacional del partido centenario como un auxilio para su candidatura. Lo que está en juego es la decisión de la Convención nacional de la UCR que debe aprobar la alianza con el PRO y el respaldo a la reelección de Macri. El problema es que en ese encuentro los votos se cuentan de a uno y hay un sector que quiere ir con Lavagna y está trabajando para sumar convencionales.

 

 

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter