PolíticaImputabilidad de los menores: dificultades en el Congreso para la postura oficialista

Editor09/01/2019
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La iniciativa de bajar la edad imputabilidad de los menores a los 15 años aún no fue enviada al Congreso de la Nación, pero suma tiene el rechazo de diferentes sectores de la oposición.

La propuesta recibe críticas del kirchnerismo, pero también del massismo y el bloque Argentina Federal (Peronismo).

Sin embargo, aunque en el Senado el escenario sería más favorable, el mano-durista y habitual interlocutor de la oposición, el jefe de bloque del PJ Miguel Ángel Pichetto cuestionó el impacto de la medida en materia de seguridad.

Críticas
La exministra de Seguridad y diputada de Unidad Ciudadana Nilda Garré sostuvo que el proyecto de “marketinero” y volvió a hablar de la “sensación de inseguridad que siente la gente”, algo que ya había dicho en 2012.

“Se quiere sobredimensionar el problema de la inseguridad. Esto no es negar que existe, es grave y hay que darle solución, pero es complejo y no se resuelve con medidas efectistas ni marketineras”, sentenció.

Por su parte, el jefe de bancada de Argentina Federal en Diputados Pablo Kosiner expresó que es “difícil” que el proyecto se debata este año, y consideró además: “Siempre lo penal tienta a muchos a un discurso de impacto electoral”, en momentos en que el Gobierno impulsa además agilización de las deportaciones de extranjeros que cometen delitos, y avanza al mismo tiempo con la adquisición de 300 pistolas Taser.

Por su parte La representante de la bancada del massismo en la Cámara baja, Graciela Camaño, recordó que en 2016 presentaron una propuesta para bajar a 14 años la edad de imputabilidad y criticó que el Gobierno impulse el tema en un año electoral. “Esperamos desde 2016 que Cambiemos deje de marketinear con la política y trabaje”, criticó.

En el caso del Senado, Pichetto tuvo una postura positiva ante la iniciativa al sostener: “Estoy de acuerdo en discutir un régimen penal juvenil integral que se ajusta a los casos que involucren a menores”. Pese a ello, aclaró: “La inseguridad no se va a combatir encarcelando menores, porque el porcentaje de delitos relacionados con ellos es muy bajo“, según consignó la agencia de noticias Télam.

El proyecto
La iniciativa contempla que los delitos cometidos por adolescentes mayores de 15 y menores de 18 sean reprimidos con una pena máxima de 15 años.

Determina un criterio de escalas por edad: a los 15 años los adolescentes serán imputables únicamente por delitos considerados graves, como homicidios, violaciones, lesiones gravísimas, secuestros extorsivos y robos con armas de fuego. Entre los 16 y los 18, por otra parte, serán imputables siempre que no se trate de un delito cuya pena máxima de prisión es igual o menor a tres años; y podrán ir a la cárcel cuando cometieran un hecho reprimido en el Código Penal con una pena máxima igual o mayor a diez años.

En el caso de los menores de 15 años (inimputables) que cometan delitos reprimidos con penas de hasta 10 años por el Código Penal, el proyecto contempla un programa de asistencia a través de la intervención de equipos interdisciplinarios (integrados por médicos, psicólogos, psicopedagogos, docentes, especialistas en adicciones y trabajadores sociales) con el fin de contenerlos.

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter