PolíticaBonadio procesó con prisión preventiva a Cristina como jefa de una asociación ilícita

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El  juez federal Claudio Bonadio procesó este lunes y dictó la prisión preventiva a la ex presidenta Cristina Kirchner por considerarla “jefa” de una asociación ilícita en la causa por supuestos pagos de coimas de empresarios a ex funcionarios por la obra pública durante su mandato.

Para el magistrado, la exmandataria fue una de las organizadoras de la asociación ilícita junto a su marido, el expresidente Néstor Kirchner, y al exministro de Planificación Federal Julio De Vido.

A la actual senadora la procesó por admisión de dádivas en 22 hechos y por cohecho pasivo en 5 hechos. Y la embargó por un total de 4 mil millones de pesos.

El magistrado procesó también al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido; a su entonces segundo Roberto Baratta, y a quienes fueron imputados como organizadores de la asociación ilícita y permanecen con prisión preventiva.

Asimismo, fueron procesados los arrepentidos José López, ex secretario de Obras Públicas quien está detenido por otra causa, y Claudio Uberti, ex titular del (OCCOVI), el órgano de Control de Concesiones Viales.

En tanto, Bonadio también procesó a Angelo Calcaterra de IECSA, primo del presidente de la Nación, Mauricio Macri; Aldo Roggio, del Grupo Roggio; Carlos Wagner, ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción; Luis Betnaza de Techint; Gerardo Ferreyra de Electroingenieria; Enrique Pescarmona líder de la industria que lleva su apellido; y Néstor Otero de TEBA.

La lista de procesados comprende además a Gabriel Romero, de EMEPA; Juan José Lascurain, ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), al ex juez federal Norberto Oyarbide y a Javier Fernández de la Auditoría General de la Nación (AGN).

El juez dictó la falta de mérito de Jorge Neira y Osvaldo Acosta, ambos de Electroingenieria; de Javier Sánchez Caballero, de IECSA; de Rodolfo Poblete, de EMEPA; de Héctor Zavaleta, de Techint, y de Franco Valenti de Industrias Pescaroma. Todos ellos sí reconocieron haber hecho pagos ilegales ya sea para acceder a obra pública o como aportes para la campaña electoral del kirchnerismo, pero fueron sus jefes de sus respectivas empresas quienes aclararon que lo hicieron por cuenta y orden de ellos.

En su momento, el juez Bonadio había informado que el expediente acumulaba “32 cuerpos de actuaciones y voluminosa documentación”, al tiempo que se realizaron “70 allanamientos” y secuestraron unos 6 millones de pesos y poco más de un millón de dólares.

El juez tomó indagatoria a 52 personas y dispuso 26 detenciones, de las cuales liberó a un total de 11: además, 17 imputados declararon en calidad de “arrepentidos” y se resolvieron “15 acuerdos de homologación en forma positiva”.

El magistrado afirmó en su último escrito que “los fondos recaudados” por las presuntas coimas llegaban finalmente “a manos de los verdaderos beneficiarios de la maniobra ilícita: Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Julio De Vido.

Como es senadora para poder ser detenida, Cristina Kirchner primero debe perder sus fueros.

En ese sentido, el pedido de desafuero quedó sujeto a la confirmación de la Cámara Federal.

El Bloque Justicialista en la Cámara Alta, que conduce Miguel Pichetto, ratificó en los últimos días “la posición institucional del Senado” en el sentido de que no procede el desafuero para permitir una eventual detención mientras no haya sentencia firme.

Posición del peronismo

Este mismo lunes, el jefe de la bancada del peronismo en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, descartó que su espacio vaya a respaldar el pedido de desafuero de Cristina Kirchner.

“La prisión preventiva no tienen un contenido integral de sentencia condenatoria”, advirtió esta mañana en declaraicones radiales.

De esta manera, el jefe del peronismo en la Cámara Alta descartó que los legisladores puedan hacer lugar al pedido del juez para avanzar con el desafuero de la senadora de Unidad Ciudadana.

“La verdad no le daría rango de sentencia, de prueba de culpabilidad a la ratificación de una prisión preventiva”, enfatizó el senador.

Pichetto, además, señaló que para el Senado se trata de “la etapa de instrucción, una etapa preliminar donde hay elementos, pero que no configura la responsabilidad penal, entonces es imposible producir el desafuero y la detención de un senador, presidente, ministro”.

Y advirtió al oficialismo que la prisión preventiva “es un tema muy peligroso”. “Mañana le puede pasar al propio Presidente”, señaló.

El jefe del peronismo señaló que la posición es “mayoritaria” y recordó el caso con el de Carlos Menem. “La Corte estableció que el principio de inocencia se mantiene aún en el caso de inocencia que pueda ser recurrida en casación y eso le permitió a Menem ser candidato a senador”, sostuvo respecto de la situación del ex presidente en medio de las elecciones legislativas de 2017.

El legislador peronista remarcó que la cámara que integra respeta el “principio de inocencia” y pidió respetar los tiempos procesales.

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter