El paísPolíticaCambiemos se quebró en Córdoba

Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El alivio por Neuquén, donde el triunfo del MPN este domingo evitó una temida victoria del kircherismo, duró poco.

Pocas horas después, en la Casa Rosada retumbaron malas noticias relacionadas con otra provincia clave: la alianza Cambiemos se rompió en Córdoba, debido a las diferencias irreconciliables entre los precandidatos a gobernador de la UCR, Ramón Mestre y Mario Negri.

Para sumar amarguras, también en la mañana de este lunes se supo que Luis Juez competirá por la intendencia de Córdoba también por fuera de Cambiemos.

La Mesa Nacional de Cambiemos se reunió desde las 11 en la Casa Rosada para tratar de desatar un nudo que se encontraba ya demasiado tenso. En la disputa por la gobernación de la provincia mediterránea, el sector que encabeza el diputado Mario Negri se negó a ir a internas con el que lidera el intendente de la capital provincia, Ramón Mestre.

Negri, que alegaba que no estaban dadas las condiciones desde el punto de vista formal para poder realizar – que estaban previstas para el próximo domingo- con las debidas garantías. Desde su sector, y en coincidencia con el macrismo porteño, pretendían que la cuestión se dirimiera en base a “encuestas”.

La propuesta no fue aceptada por el bando de Mestre, donde confiaban en lograr un buen desempeño en las urnas.

Finalmente, se confirmó que Negri, y el ex intendente Luis Juez retiraron sus precandidaturas de la interna de Cambiemos en Córdoba y resolvieron anotarse con un frente propio, con lo cual el radicalismo competirá en los comicios provinciales del 12 de mayo próximo con dos expresiones electorales, de las cuales ninguna podrá ostentar el nombre Cambiemos.

De hecho, según trascendió, el sector liderado por Mestre podría competir en las urnas con la histórica y emblemática Lista 3 (que tradicionalmente representa al radicalismo), mientras que Negri y Juez conformarían una coalición con nombre aún a definir, con el Frente Cívico -liderado por el ex intendente cordobés- como socio principal.

“El viernes, en un plenario de militantes al que concurrieron Negri, (el también diputado nacional Héctor) Baldassi y Juez, resolvieron abrirse de la interna de Cambiemos”, relataron las fuentes consultadas por la agencia Télam, quienes señalaron que, merced a esa decisión, fue que hoy Juez se presentó en la Justicia Electoral para retirar las precandidaturas del Frente Cívico.

Esa decisión del sector del radicalismo cordobés referenciado con Negri se suma a la de pedirle al Pro que retire su firma también del frente electoral, de modo tal de disolver la alianza Cambiemos en el distrito y habilitar a que allí compitan dos expresiones, una de ellas encabezada por el jefe del interbloque de diputados nacionales y, la otra, por el actual intendente de la capital provincial, Ramón Mestre.

Esta decisión cuenta con el aval de la Mesa Nacional de Cambiemos, que se abocó este lunes al tema de Córdoba y no tuvo más salida que admitir la situación.

A pesar de la fractura ya consabida, la Mesa de Cambiemos hizo un último llamado a lograr “gestos de grandeza y de entendimiento” para que prospere “el sentido común” en la contienda que enfrenta a dos sectores del radicalismo.

Cambiemos se reunió “con la premisa central de que pueda prosperar el sentido común y el acuerdo”, señaló José Cano, secretario general de la UCR en la Casa Rosada.

“Son dos dirigentes de envergadura, van a tener que hacer un enorme esfuerzo para que finalmente no vayamos con dos fórmulas en la provincia de Córdoba”, se sinceró Cano, quien a la vez dejó entrever que quizás todavía no se dio el capítulo final para la historia de Cambiemos en Córdoba.

Festejo peronista
La fractura de Cambiemos en Córdoba favorece al peronista Juan Schiaretti, quien busca su reelección.

En este sentido, el senador Miguel Ángel Pichetto confió en un triunfo del PJ basado en la gestión de Schiaretti y en la pérdida de poder de Cambiemos, como producto de “un problema de liderazgo” en la provincia mediterránea.

“Visualizo un claro triunfo del peronismo cordobés que es muy fuerte, con una identidad consolidada en la gestión del ex gobernador José Manuel de la Sota y en la continuidad por parte de Juan Schiaretti”, manifestó Pichetto.

“El radicalismo de Córdoba y Cambiemos tienen que resolver un problema de liderazgo. Ese debate está teniendo una conflictividad en Cambiemos que indudablemente lo va a debilitar”, añadió en declaraciones publicadas hoy por el diario La Voz del Interior.

Respecto a la elección presidencial Pichetto consideró que las PASO no constituyen “un hecho dramático” aunque confió en la posibilidad de “construir diálogo” y que la fuerza Alternativa Federal pueda elegir la fórmula “por consenso”.

“Ni Cambiemos, salvo en algunas situaciones, ni tampoco el kirchnerismo van a definir los liderazgos por vía de primarias. Sus liderazgos ya están claramente expuestos, el de Mauricio Macri y el de Cristina Fernández de Kirchner”, expresó.

“No hay que descartar un candidato de consenso, pero tampoco las PASO”, añadió.

Asimismo, Pichetto se refirió a la reunión del Congreso del PJ a nivel nacional que convocó al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y a los gobernadores de alternativa Federal a sumarse para “ampliar la unidad”.

“Esta determinación solamente esconde que están poniendo el partido a disposición de la ex presidente y de la estructura política e ideológica de Unidad Ciudadana”, indicó el legislador.

“Hay una claudicación en ese plano y hay una voluntad de seguir acompañando lo que nos llevó al fracaso en 2015. No veo una mirada renovadora, el peronismo debe reconstruir su propia identidad”, agregó.

Iprofesional

Comentarios
Compartir esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter