// PABLO VICENTIN

Es venadense y hace 15 años aporta talento a los videojuegos más conocidos del mundo

Política y sociedad

Se trata del artista digital Pablo Vicentín. Tiene 38 años y hace 15 que se dedica a hacer videojuegos. Empezó a principios del nuevo siglo y es actualmente el único talento de este tipo en la zona.

La historia comenzó cuando se fue a estudiar animación en 3D a Canadá. Después de la facultad, consiguió trabajo en Electronic Arts (EA), haciendo las cabezas para los jugadores de fútbol del popular juego FIFA y en Liquid Development. Estuvo varios años ligado a esa empresa. Le tocó también participar en proyectos de juegos de peleas y deportes.

Fifa-2006-PC

Su carrera siguió en Singapur (Asia), donde estuvo ligado a juegos del estilo “Señor de los Anillos” y ahí ya no hacía lo que es modelado, sino dibujar y diseñar armas, personajes o pintura de escenarios. En 2007 volvió a Argentina y empezó a hacer lo mismo, pero ya desde su propia oficina y entregando trabajos por internet. Ya a partir de entonces, incursionó laboralmente con títulos más “taquilleros”, como Counter Strike, Halo 5 y Max Payne 3.

Dependiendo de la complejidad y la cantidad de polígonos o detalles, un personaje para juegos de consola o PC, le pueden consumir entre 1 y 2 meses de trabajo. Él es solo una “pata” más del producto final. Es decir, para darle “vida” y jugabilidad a un personaje de videos hacen faltan varias personas, los que animan y le dan movimiento, los que se encargan de los huesos, programadores e iluminadores, entre otros.

pablo-vicentin-all-3-01

Con Marvel y DC

A Vicentin, los personajes que más le gusta hacer son los de ficción. O al estilo futurístico. Siempre y cuando le den margen para plasmar su creatividad. A veces le establecen ciertos parámetros de trabajo, como le sucedió con el Counter Strike, que tiene encima muchos detalles de la vida real.

Ahora está  abocado al diseño de estatuas a escala de personajes de Marvel y DC. Como artista digital, le toca hacer la escultura en “pose” para que luego sea renderizado en la impresora 3D. Esculpe los modelos, los envía y luego las empresas los imprimen en silicona a grandes escalas para comercializar en todo el mundo.

pablo-vicentin-gsg9-high-p-02

Admite que la industria de los videojuegos está más desarrollada en otros países. Si bien hizo trabajos para el país, en su mayoría fueron a parar al exterior. Da clases en una universidad de Málaga, es tutor y controla los trabajos o tareas de los alumnos. Corrige en pantalla y hace video correcciones.

En Venado hizo cursos y reuniones con artistas donde mostró lo que se puede hacer. Tutoriales de Photoshop o colaboraciones con el grupo de historietistas que sacó la revista “Pandora” hace poco.

pablo-vicentin-paintings05

Fichines, una industria que mueve millones

Según los especialistas, en los últimos años el mercado del videojuego se movió siempre hacia arriba. Las arcas de los fichines mundiales recaudan en total unos 100 mil millones de dólares al año, una cifra superior a la del mundo del cine, que la posiciona como una de las diez industrias más grandes del mundo.

No por nada, por ejemplo, las ventas globales de PC caen entre un 2% y un 3% anuales, mientras que los productos especializados para el gaming no paran de subir. Pero claro, ya no sólo de consolas viven sus personajes: actualmente, el 40% de las aplicaciones descargadas en los dispositivos móviles son videojuegos.

pablo-vicentin-paintings14

En Latinoamérica, la curva ascendente es aún más pronunciada: mientras que el promedio interanual de la industria oscila entre un 8% y un 14%, en la región alcanza picos de hasta un 20%, siendo así la zona con mayor crecimiento en el globo. Y Argentina funciona como abanderada de la avanzada latinoamericana: después de haber facturado 124 millones de dólares en 2014 y 300 en 2015, en 2016 alcanzó el récord de 500 millones de dólares.

Y el crecimiento no es casualidad: según los datos de la web juegosargentinos.org, en Argentina existen más de 150 empresas, desde unipersonales hasta aquellas con más de 200 empleados, dedicadas a la producción de jueguitos.

 

Nota de Pablo Rodríguez/ Transmedia Venado Tuerto

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top