// 2018-05-18NID_261565O_1

Profesionales del hospital Iturraspe de Santa Fe recorrieron el hospital Regional de Venado Tuerto

Politica

Profesionales del hospital Iturraspe de la ciudad de Santa Fe recorrieron  el nuevo hospital Regional de Venado Tuerto, con el objetivo de conocer el proceso de migración realizado, de cara al proceso similar que se desarrollará cuando se inaugure el nueve edificio del efector en la capital provincial.

Los trabajos en el nuevo edificio del hospital Iturraspe atraviesan la última etapa, por lo que la secretaría de Gestión Territorial de Tercer Nivel de Salud está abocada al período previo a la transición y migración de los trabajadores para construir “un proceso ordenado” en base a las experiencias en la migración de los hospitales de Ceres y de Venado Tuerto, que se desarrollaron el año pasado.

Cuando la obra finaliza, el Ministerio de Salud comienza la puesta en funcionamiento del hospital, que implica la instalación del equipamiento -nuevo y de última generación- y posteriormente la migración del personal desde el viejo edificio al nuevo.

PASO A PASO
La secretaria de Gestión Territorial de Tercer Nivel de Salud, Patricia Morales, explicó que “en el marco de este proceso, comenzaron a desarrollarse algunos encuentros de trabajo y en ese contexto, se plantean estrategias creativas, una de las cuales consistió en una visita, recorrida y encuentro de trabajo del personal del hospital Iturraspe en el efector de Venado Tuerto, ya que tienen similares características edilicias”.

Al finalizar la jornada, el subsecretario de Gestión Territorial de Tercer Nivel de Salud, Adrián Rascón, señaló que “fue una gran experiencia conjunta porque pudieron interactuar con los trabajadores. Se logró integrar a los equipos de ambos hospitales para analizar lógicas y experiencias de trabajo tanto de la ciudad de Santa Fe como de Venado Tuerto”.

“Nos pareció muy valiosa la actividad porque el hospital Regional de Venado fue el primero de este tipo, por lo que el equipo del Iturraspe pudo ver cómo fue ese cambio, el traslado, la migración y también las dificultades y por supuesto los errores, porque de ellos se aprende”, detallaron los funcionarios.

“Pudimos notar muy buena predisposición en ambos equipos y se trabajó también en las dudas que estaban latentes, desde luego con planteos y otros desafíos pero es muy interesante esta experiencia porque enriquece y motiva a los que estamos al frente de la gestión pero mucho más a los trabajadores, porque son los profesionales los que van a desarrollar esta tarea; son ellos los que poco a poco se van a apropiar del nuevo hospital Iturraspe”, explicó Rascón.

UN NUEVO HORIZONTE
El director del hospital Iturraspe, Francisco Villano, manifestó que “la visita nos impactó y eso lo compartimos en el viaje de vuelta. Éramos 20 personas de diferentes servicios y coincidimos en lo positivo de la experiencia”.

Villano fue más allá y se mostró contundente al señalar que el encuentro “nos fijó un horizonte diferente, nos dio otra visión ya que vimos en funcionamiento un hospital que, si bien es de menor complejidad en algunas especialidades y mayor en otras, posee características que compartimos. Ahora tenemos más en claro hacia donde vamos, con una lógica diferente en la cual el centro es el paciente o usuario del sistema de salud”.

“Nos impactó desde lo positivo pero sabemos que es un gran desafío porque es poner en funcionamiento un edificio de tanto impacto para los santafesinos. Pudimos compartir nuestros temores y ver la resolución en la práctica, por eso nos entusiasma mucho”, destacó.

“Entendimos que todos se tienen que involucrar en el proceso de trabajo, de atención y de gestión tomándolo como propio, porque cada uno es protagonista de este gran salto cualitativo. Ahora tenemos que trabajar más y mejor en este sistema de salud pública que nos propone una mejora radical. Estamos acá por y para nuestros pacientes, por lo que la gente que viajó se trajo muchas ideas”, finalizó Villano.

Por último, la directora del hospital de Venado Tuerto, Cecilia Petrich, destacó que “fue un encuentro muy importante para ellos pero también para nosotros, porque intercambiar experiencias nos hace mirar para atrás y realizar un balance de lo que llevamos trabajado. Entendemos los planteos y las dudas porque también lo vivimos antes de la migración y lo valioso de estas situaciones es poder acompañarnos, poder contarles cómo fuimos resolviendo situaciones que siempre, en este tipo de acciones de alta complejidad, suceden”.

Desde su experiencia, Petrich reafirmó que “la puesta a punto de un hospital listo para alojar a pacientes y trabajadores es un proceso colectivo que involucra los diferentes niveles de gestión, donde cada trabajador es un actor necesario e irreemplazable”.

“Al momento de pensar la migración de pacientes, es imprescindible planificar acciones intersectorialmente en las que diferentes sectores de la comunidad (municipalidades, comunas, bomberos, fuerza policial, Gendarmería, sistemas de Emergencia y Traslado, entre otros) son miembros indispensables y su participación es fundamental porque los hospitales trabajan con la comunidad en su totalidad”, remarcó Petrich

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top