// sanluis

La tradicional calle San Luis de Rosario con cada vez más locales cerrados

Sociales

Es una de las arterias comerciales más activas y populares de la ciudad. Tradicional locación de comercios mayoristas que también abren al público para vender “de todo”, la San Luis, paralela a la más elegante peatonal Córdoba, se vuelve a encontrar en estado declinante tras la recuperación alcanzada después de la histórica crisis de 2001.

La arteria, dada su importancia, tiene un referente que defiende los intereses comunes de los comerciantes, y es éste representante quien dio la voz de alerta. Migue Ángel Rucco, vocero del Centro Comercial Calle San Luis, dijo ayer en el tradicional noticiero De 12 a 14 de Canal 3 que “en lo que va del año cerraron las persianas cinco comercios y para fin de septiembre ya tienen programado cerrar dos o tres más”.

Rucco a “la caída estrepitosa del consumo” y “al alto costo de los alquileres”. Los negocios que cerraron sus puertas son en su mayoría los ligados a productos de importación, como regalerías, bazares y jugueterías.

Destacó que “el principal motivo es la caída drástica del consumo desde la última devaluación”. Y agregó que “septiembre arrancó muy mal, las caídas de las ventas se comparan con cajas de cuatro años atrás”.

“Nos reunimos con comerciantes que a las diez de la mañana abren con cajas irrisorias, que ni siquiera están cerca del punto de equilibrio”, lamentó Rucco.

El comerciante señaló que las que cierran son “en muchos casos estructuras grandes, con costos de alquileres altos y con muchos empleados”. Y resaltó que “lo más lamentable es la pérdida de puestos de trabajo”.

A propósito de las personas que se quedan sin sus empleos por estos cierres, reconoció que “los empleados empiezan a repartir currículums en otros negocios, incluso empleados de muchos años. Lamentablemente la situación no está fácil como para tomar gente”.

Rucco describió que “mayormente los locales que cerraron tienen productos ligados a la importación, como regalería, bazar, juguetería”. Luego indicó que “los textiles sostienen estructura, porque son de segunda necesidad después de los alimentos. Pero el precio de la tela también es elevado porque vienen de la importación”.

El vendedor consideró que “es evidente que los sueldos han perdido poder adquisitivo. La mayoría de los sindicatos han cerrado paritarias del 15 por ciento, con cláusula de revisión pero con una inflación que será del 40% a fin de año”.

“En muchos casos piden precios altísimos de alquiler, salvo que sea una empresa multinacional o entidades financieras, no se pude pagar. Piden hasta 100 mil pesos por mes y es imposible de pagar para comerciantes que venden este tipo de productos”, finalizó.

sanluis2

Fuentes: Canal 3 / Rosario 3

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top