// 0017846676

Narcomenudeo, y otro cruce entre el ministro Pullaro y Rafael Gutiérrez

Politica

La decisión de Miguel Lifschitz de delegar en la Justicia provincial la persecución e investigación del narcomenudeo generó un duro cruce de opiniones. La idea de quitarle dicha potestad a los jueces y fiscales federales tiene detractores y defensores. La opinión está dividida en el Poder Judicial, aunque dos ministros de la Corte ya se han expresado públicamente en contra de la iniciativa. Uno fue Daniel Erbetta, quien relativizó su efectividad, y recordó que “en las provincias que adhirieron (a la ley nacional) no hubo ningún impacto”. En el mismo sentido se pronunció el presidente del máximo tribunal, Rafael Gutiérrez, quien mencionó “la falta de jueces y elementos técnicos para encarar la investigación”.

Ayer, en defensa de la decisión del gobernador, fue el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, quien salió a cruzar públicamente a Gutiérrez. “El presidente de la Corte está para cumplir la ley y para aplicarla, no para hacer la ley”, le recordó. El encontronazo entre ambos no es el primero. Semanas atrás, después de que asesinaran a Ariel Castello al intentar evitar el robo a una embarazada, el ministro de Seguridad se quejaba de las decisiones judiciales que permitían liberar ligeramente a determinados delincuentes. “Siento que me atan las manos y me suben a un ring”, había dicho. Y Gutiérrez le respondió con ironía: “El ministro Pullaro habitualmente dice cada cosa que no tiene sentido”. Ahora, el choque discursivo se produjo a propósito de la ley de narcomenudeo. “En este caso -le siguió recordando Pullaro al presidente de la Corte-, las leyes las hacen los legisladores. Si la Legislatura de Santa Fe sanciona la ley de narcomenudeo, por supuesto que se tendrá en cuenta una mayor estructura de fiscales y jueces para abordar esa problemática. Pero los ministros de la Corte van a tener que aplicar la ley que sancionen los legisladores. Para eso hay división de poderes en la provincia”, le reprochó.

Sin respuestas

En diálogo con la prensa, Pullaro dijo que se decidió intentar avanzar hacia la desfederalización del narcomenudeo, después de que no tuvieran éxito los trámites para reforzar de estructura federal en materia judicial.

“Tenemos un problema vinculado con la venta de estupefacientes en la provincia. Durante estos 30 meses, el gobernador gestionó ante el Procurador y el ministro de Justicia de la Nación la presencia de más fiscales y jueces federales en la provincia, que colaboren en lo que es el reordenamiento de la lucha contra la venta de estupefacientes. Lamentablemente, no tuvimos la respuesta que esperábamos. Entonces, si no tenemos más estructura federal y seguimos transitando los mismos caminos, vamos a tener los mismos resultados. Por eso, tenemos que tomar algunas decisiones; decisiones valientes y ambiciosas, porque la ciudadanía nos reclama.

Nosotros no podemos seguir diciéndole a los santafesinos que es un problema federal o del Estado nacional; o que es problema de no tener recursos nacionales. La verdad -admitió Pullaro- es que lo venimos diciendo hace un montón de tiempo y esto no pudimos resolverlo. Entonces, el gobernador tomó la decisión política de que los jueces y fiscales provinciales y la Policía provincial, pero en particular una Policía especializada, puedan tomar las cuestiones de narcomenudeo”.

El funcionario dejó en claro cómo operaría la ley. “Cuando se detecte que (los delincuentes) pertenecen a una organización macro, se trabajará coordinadamente con los fiscales federales porque eso es lo que corresponde. Y cuando se detecte que la persona tenía una dosis correspondiente con el consumo, no se la va a tocar. No vamos a ir como Buenos Aires por el consumo; vamos a ir sobre el búnker de drogas, sobre el punto de venta, para terminar con aquello que nos dicen ‘en la esquina de mi casa venden droga y la policía no hace nada’”, graficó.

El “zorro”

Otro de los argumentos esbozados por quienes no comparten el proyecto es la falta de preparación de la Policía santafesina para perseguir un nuevo delito, y la eventual aparición de otro foco de corrupción. Pullaro, sin embargo, relativizó la crítica, y defendió a las fuerzas provinciales.

“La Policía de Santa Fe fue la que detuvo y desarticuló la banda de Los Monos, los Bassi, los Camino, los Funes… La misma policía que algunos dicen que no está capacitada logró perseguir a este tipo de delincuentes. Que tenemos problemas, por supuesto, y trabajamos para resolverlos”, planteó.

Aun así, aclaró que en un caso de narcomenudeo también puede investigar y actuar la Justicia Federal a través de sus fiscales. “No es exclusivo de la Policía provincial. Es momento de tener la audacia de transformar y cambiar algunas cosas en la provincia porque si no, siempre vamos a tener los mismos problemas”, concluyó.

Fuente: El Litoral

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top