// aceiteros-cargill-01

Cargill no retrocede e insiste con los 40 despidos

Politica

Cargill insiste con los despidos y no quiere negociar. Así lo afirmaron desde el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario (Soear) después de reunirse con los empresarios de la planta de Alvear. Según explicaron los representantes de la firma, se comprometieron a acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo Nacional la semana pasada, pero ratificaron que una vez vencido el plazo –el 23 de febrero– los 40 trabajadores serán despedidos. Tampoco ofrecerán retiros voluntarios. Desde el sindicato dijeron que los despidos son arbitrarios e injustos y no descartan que se deban a una persecución gremial. Aseguraron que de efectivizarse, harán paro. El martes 20 habrá una nueva audiencia en la sede nacional de la cartera laboral y dos días después en la sede local.

“Hay una situación de angustia. La gente no quiere dejar de trabajar. Son despidos sin causa. No son trabajadores que falten ni se enfermen. Los más complicados son dos hombres que en diez años fueron suspendidos un solo día”, explicó Sergio Díaz, secretario de Prensa del gremio de Aceiteros.

El sindicalista descartó que la decisión de Cargill tenga motivos económicos y aseguró que la producción de la planta creció. Para Díaz, es parte de una avanzada del gobierno nacional.

“Las empresas se alinean al gobierno nacional, son socios. Tuvimos negociaciones anteriores y jamás los vimos en una posición tan dura. En algo nos terminábamos poniendo de acuerdo. Ahora la postura de ellos es tajante. Están buscando romper la unidad en planta y la lucha gremial”, opinó.

Díaz anticipó que si la empresa efectiviza los despidos después del viernes 23, los trabajadores irán a la huelga. “Vamos a esperar a las próximas audiencias. Si no aceptan negociar, vamos a dar batalla”, concluyó.

El conflicto

A fines de enero cuarenta trabajadores de la planta de la empresa Cargill de Alvear recibieron telegramas de despidos. El martes siguiente los trabajadores iniciaron un paro al que se sumaron los empleados de la multinacional en Villa Gobernador Gálvez y Bahía Blanca, donde también hubo cesanteados.

A través de un comunicado, la empresa aseguraba que la decisión se debió a un recambio de “perfiles” laborales para atender “nuevas necesidades del negocio”.

El Ministerio de Trabajo de la provincia dictó la conciliación obligatoria y la firma debió reincorporar a los 40 despedidos. La empresa, que firmó el acta, incumplió la medida y no los dejó entrar. Después de otra audiencia que se realizó en el Ministerio de Trabajo de la Nación, la multinacional los reincorporó por 15 días. En ese tiempo, los trabajadores denunciaron aprietes para aceptar retiros voluntarios, los cuales fueron rechazados.

En la planta de Punta Alvear se exportan granos. También se procesa cebada, que se transforma en malta y se exporta a países limítrofes y al norte de Santa Fe. En Villa Gobernador Gálvez, se realiza el proceso de aceite de soja, otro producto de exportación.

Fuente: El Ciudadano

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top