// purga

Maduro purga a la PDVSA de los hombres de Chávez que todavía la dirigían

América

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, designado por la ultra-oficialista Asamblea Constituyente, informó ayer de las detenciones de dos exministros de Petróleo, Eulogio del Pino y Nelson Martínez, por supuestamente estar involucrados en una trama de corrupción. Del Pino y Martínez, expresidente de PDVSA, llevaron las riendas de la estatal petrolera hasta el pasado domingo. El presidente Nicolás Maduro anunció ese día la destitución de ambos directivos. También pidió al Ministerio Público que continuará con la depuración en PDVSA.

Manuel Quevedo, un mayor general de la Guardia Nacional, sustituyó a los exdirectivos. “Presidente Nicolás Maduro, agradezco su confianza y su respaldo en estos meses que me asignó la responsabilidad de asumir las riendas de la estatal petrolera. ¡Cuente siempre con mi compromiso revolucionario!”, escribió Martínez en su cuenta en Twitter, el día de su destitución. Los exministros están recluidos en la Dirección de Contrainteligencia Militar de Caracas. Del Pino está acusado de manejar una red de corrupción dentro de la empresa mixta Petrozamora y de orquestar sabotajes en PDVSA. Según el fiscal general, estos delitos provocaron la pérdida de 15 millones de barriles de crudo y daños patrimoniales de más de 500 millones de dólares, así como la alteración de las cifras de producción.

El fiscal aseguró que los empresarios habían empeñado a Citgo, la filial de la petrolera en Estados Unidos, en la negociación de contratos no autorizados por el Ejecutivo venezolano. “Lo más grave es que se ofrecía a la propia empresa, a su patrimonio, como garantía”, explicó.

La semana pasada, el entonces presidente de Citgo, José Ángel Pereira, y otros cinco gerentes de la refinería fueron detenidos en Caracas por presuntamente haber incurrido en los delitos de concierto de funcionario con contratista, legitimación de capitales y asociación para delinquir.

An oil tank is seen at PDVSA's Jose Antonio Anzoategui industrial complex in the state of Anzoategui

“Alianza con las mafias”

Maduro denunció que el Gobierno estadounidense se había aliado con mafias dentro de la petrolera para ejecutar un “paro silencioso” en la industria. “Estoy muy indignado, he acumulado indignación por dentro al descubrir estas cosas. Yo no voy a taparear [proteger] a nadie. El que se metió a corrupto tiene que pagar y devolver al país los recursos que se robó”, aseguró el martes.

La estatal petrolera se encuentra en una encrucijada financiera ante la falta de inversión, las distorsiones cambiarias y los desaciertos de su junta directiva. Hace unos días, la agencia calificadora Fitch declaró en default restrictivo a PDVSA.

No se avizora un rescate económico en el corto plazo. En octubre, la producción del crudo venezolano descendió a 1.955.000 barriles diarios, según un informe de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Se trata de la peor caída desde finales de los años 80 en el país. El desplome representa una catástrofe económica. En Venezuela, el 96% de las divisas procede de la exportación de hidrocarburos.

La purga se desató hace tres meses. De momento, 65 gerentes han sido arrestados. El fiscal general adelantó que existen 16 órdenes de detención contra otros altos cargos vinculados a corrupción en la petrolera. Muchos de los empresarios acusados de corrupción son cercanos al poderoso Rafael Ramírez, exministro de Petróleo y expresidente de PDVSA durante el Gobierno de Hugo Chávez.

Hace dos semanas, el funcionario reveló que había alertado al Ejecutivo de los estragos del control cambiario de divisas sobre la industria petrolera desde 2012. “Le advertimos al presidente [Chávez] que nos afectaba el tema cambiario porque el costo del diferencial lo asumía la empresa. Esto no solo nos encarecía los costos de producción, sino que afectaba el flujo de caja y deuda con proveedores”, detalló en un artículo publicado en Aporrea, portal del chavismo crítico.

De esta manera, el régimen purga a los hombres de confianza de Chávez en la petrolera. Ramírez, embajador de Venezuela ante la ONU, se destacó por dirigir la industria petrolera durante 14 años (2004-2014). Su hermano, Fidel Ramírez Carreño, ha sido relacionado con la empresa KCT, un consorcio señalado por participar en el esquema de corrupción y lavado de dinero. El miércoles, la agencia Reuters había informado de la destitución de Ramírez de su cargo diplomático, pero el expresidente de PDVSA lo negó.

Foto 1: Los exdirectivos Nelson Martínez (izquierda) y Eulogio del Pino. REUTERS-CORDON

Fuente: Reuters / El País (España)

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top