// fmi

Efecto corrida: el FMI revisará su pauta de crecimiento para Argentina

América

Tras la brutal corrida cambiaria, que llevó el precio del dólar a superar ampliamente los 24 pesos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) anticipó que revisará su pronóstico de crecimiento del 2% para la Argentina. Los pronósticos se producen a la espera del cuál será el pedido de ajuste para el país antes de que se gire cualquier asistencia financiera.

La entidad financiera ya era más pesimista que el propio gobierno respecto de las perspectivas de crecimiento para el país.

Contexto
Debe recordarse que el azote financiero que el Gobierno no logró contener en las últimas semanas, llevó a una devaluación del peso y un ajuste fiscal e hizo que, insistiendo con las recetas que llevaron a la crisis en primer lugar, el Banco Central (BCRA) a subiera la tasa de interés al 40 por ciento. Este suculento número fue fundamental para contener los efectos de la corrida ante un vencimiento de más de 640 mil millones de pesos en Lebacs esta semana. También lo fue la apresurada ida del Gobierno al FMI, que, tal como sugirió Macri ayer a través de diversas metáforas para no decir de que el pedido de ajuste lo hace la entidad financiera,  pondrá fuertes condiciones antes de girar cualquier asistencia financiera –i.e., pedirá que se acelere el ajuste del déficit fiscal asimétrico–.

Debe tenerse en cuenta también que hace dos semanas Estados Unidos subió su propia tasa de interés a un 3 por ciento, llevando a corridas en todo el mundo. Pero mientras que en otros países esas corridas alcanzaron devaluaciones de 2 o 3 puntos promedios, en Argentina ese número llegó a más del 16 por ciento. Especialistas de diferentes posiciones afirmaron que eso se debió a la poca capacidad de anticipación del Gobierno, a la descoordinación de políticas monetarias entre el ala económica y el BCRA y al elevado déficit fiscal.

El FMI revisa
Mientras en Washington analizan las condiciones que le pondrán al país Alejandro Werner, director del Departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo, dijo que la “intensificación” de las tensiones financieras que sufrió la Argentina durante las últimas semanas iban a “alterar” la perspectiva macroeconómica del organismo para el país, aunque aún era prematuro decir en qué magnitud. “La intensificación de las tensiones financieras en la Argentina en las últimas semanas va a alterar nuestra perspectiva macroeconómica”, dijo Werner.

“A esta altura, es demasiado pronto para decir cómo se verá afectado el marco macro hasta tanto tengamos más claridad sobre cómo terminarán redefiniendo las autoridades el conjunto de políticas, después del gran impacto que atravesaron en las últimas tres semanas”, agregó. El último pronóstico del Fondo Monetario, presentado hace apenas un mes, preveía un crecimiento de la economía del 2% para este año y del 3,2% para 2019, un panorama que, ya en ese momento, era más pesimista que el del Gobierno. Además, el FMI pronosticó una inflación unas décimas por debajo del 20% al cierre de este año, casi cinco puntos por encima de la meta oficial del 15%, deshilachada luego de dos meses en los que la suba de precios fue más alta de lo previsto.

dujovne-fmi-lagarde

Nicolás Dujoven junto a Christine Lagarde la semana pasada.

Sinceramiento

Ahora, tras el pesado combo de ajuste en la política económica, que incluyó una reducción del gasto público, una fuerte depreciación del peso y la suba en la tasa de interés de referencia del Banco Central (que quedó en el 40%), todas las estimaciones quedaron en capilla.

En medio de las discusiones del Fondo con el gobierno de Mauricio Macri (que esperaba una postura más “flexible” del Fondo respecto de las demandas de ajuste luego de ser tratado en marzo pasado por su directora Christine Lagarde como un “buen alumno” de la línea ortodoxa), Werner, quien participó ayer de una charla sobre América Latina en el Centro para el Desarrollo Global, evitó responder preguntas sobre la Argentina. Werner se reunirá esta semana con la delegación del Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Finanzas que viajó a Washington para avanzar en el nuevo programa con el organismo, encabezada por el jefe de Gabinete de Hacienda, Guido Sandleris, quien vino acompañado del secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili.

Al trazar su panorama para la región, Werner dijo que, pese a la suba de la tasa de interés de largo plazo en Estados Unidos y al fortalecimiento del dólar , las condiciones financieras aún son “relativamente buenas”. Además, dijo que América Latina se verá beneficiada por la recuperación de la demanda externa, merced al crecimiento sincronizado que muestran las economías desarrolladas, y la mejora de los términos de intercambio.

 

Fuentes: Rafael Mathus Ruiz (La Nación) / iProfesional.com/ Ambito.com

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top