// tenaris_acero

EE.UU. no cobrará aranceles al acero y aluminio argentino, pero sí al biodiesel

América

Aunque al final las tarifas al acero y aluminio solo “penalizarán” las exportaciones provenientes de China, el impacto benéfico sobre el país es minimizado por los especialistas, ya que las exportaciones de esos metales tienen una incidencia mínima en la balanza comercial argentina comparada con la que tiene el sí fuertemente gravado biodiesel. En el caso de los limones, también exceptuados de penalizaciones arancelarias, el impacto en números es aún menor, aunque tendría un efecto mayor en lo que implica para las economías regionales, particularmente la zona agrícola Tucumana.

Debe recordarse que, en el marco del mayor peso que viene cobrando el ala dura en el gobierno de Donald Trump,  la administración republicana había anunciado una suba unilateral de tarifas aduaneras de hasta el 25 por ciento al aluminio y el acero. Luego de los reclamos de socios como Canadá (exceptuado por el aún vigente TLC), Europa –particularmente Alemania- y Brasil, el gobierno norteamericano restringió el alcance de las medidas a las exportaciones Chinas, ya que consideran que Pekín viene realizando maniobras comerciales “deseleales”. Argentina, cuyas exportaciones de esos metales son muy menores comparadas con las del vecino Brasil y el resto de los países antes alcanzados por la medida también había realizado gestiones para ser exceptuado del “castigo” comercial.

Ese jueves el mandatario estadounidense ordenó la elaboración una lista de productos chinos que pasarían a estar gravados con nuevos aranceles de alrededor del 25% y Pekín reaccionó con un anuncio similar, aunque de menor gravitación. Como resultado de esta guerra comercial, las principales bolsas del mundo registraron una fuerte caída. En este contexto,  todavía no está claro si la economía Argentina se vería afectada, dado que el Merval no sufrió grandes pérdidas.

Lo cierto es que tras los anuncios contra el gigante asiático realizados el jueves, Wall Street y el resto de las principales mercados bursátiles mundo se vieron afectadas, y el gigante oriental reaccionó a su vez gravando productos estadounidenses. El golpe en los principales bolsas no repercutió en América Latina, pero hay especialistas locales que aseguran que afectará el canal financiero.

La medida de Trump, que impactaría sobre USD 60.000 millones en importaciones chinas, se excusa en que la economía asiática genera el 75% del déficit comercial estadounidense, pero también en el “robo de tecnología” y propiedad intelectual dado que Pekín obliga a que las empresas que deseen operar un su mercado compartan la tecnología con sus socios chinos.

Wall Street cerró ayer con una caída del 2,9% mientras que las principales bolsas europeas lo hicieron alrededor del 1,5%. “Esto golpeó fuertemente al mercado bursátil asiático que abrió hoy con mermas de casi el 6% en Japón y 4% en China – dijo el analista de mercados Francisco Uriburu – hace mucho que no veíamos estas volatilidades”.

Uriburu afirmó que “esto es uno de los indicadores del fin de la globalización y el principio de la desglobalización en el mundo. Hay q estudiar los efectos que esto traerá porque están ocurriendo cambios muy importantes en el comercio internacional. La OMC puede desaparecer y lo más probable es que surjan nuevos organismos y que predominen los convenios bilaterales”.

‘Este conflicto va a terminar golpeando, pero no tanto por el canal comercial sino por el financiero al aumentar el costo del crédito que Argentina tanto necesita’, asegura por su parte el especialsita Gustavo Neffa.

En cuanto al efecto sobre la economía argentina, Gustavo Neffa de la consultora económica Invecq opinó que a pesar de que los principales mercados bursátiles latinoamericanos no muestran bajas significativas, “este conflicto va a terminar golpeando, pero no tanto por el canal comercial sino por el financiero al enrarecer el escenario económico y aumentar el costo del crédito que Argentina tanto necesita”.

La reciente eximición sobre los aranceles al acero y aluminio argentinos que decretó Trump fue evaluada como “humo político” por parte de Uriburu. “Argentina no está entre los privilegiados por los la apertura de limones ni por el acero, ya que no significan nada en nuestras exportaciones. Lo que sí es relevante son las ventas de biocombustible bloqueadas por Trump”, destacó el analista.

trump_macri

 

Fuentes: LPO – Ámbito Financiero – The Wall Street Journal

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top