// chile_chico

Chile: nuevamente mineros quedan atrapados bajo tierra

América

En un accidente que recuerda al de los 33 mineros que quedaron capturados en Atacama, 2 personas permanecen bajo tierra en la Provincia de General Carrera.

El gobierno de Chile anunció poco antes de la medianoche que decidió decretar el estado de excepción constitucional en la comuna de Chile Chico, donde desde hace siete días dos mineros se encuentran atrapados a unos 205 metros de profundidad, luego de la inundación casi completa de la mina Delia 2.

“A partir de las instrucciones que ha dado la Presidenta de la República, se ha tomado la decisión de declarar estado de excepción constitucional en Chile Chico. Con esto pretendemos reforzar todos los esfuerzos que se están haciendo para encontrar los mineros que se encuentran atrapados”, dijo Mahmud Aleuy, subsecretario del Interior, quien anunció que el control en la zona lo tomará el Ejército.

Los operarios Jorge Sánchez (25 años) y Enrique Ojeda (34 años) trabajaban en el nivel 55 del yacimiento de la minera Cerro Bayo, de capitales canadienses, cuando la Laguna Verde, contigua al pique, comenzó a vaciarse hacia los túneles a través de una gran fisura originada por un derrumbe. Las autoridades y la empresa han tratado desde el primer día detener la inundación y de llegar hasta el nivel donde trabajaban los mineros, pues cerca de ellos había un refugio que, si no se llenó con agua, les permitiría sobrevivir al menos 15 días.

El miércoles se logró la construcción de un dique de 130 metros para poder trabajar sin riesgo de nuevos derrumbes y se empezó a vaciar la laguna hacia una cuenca cercana, para que no siga filtrando agua a la mina, explicó la ministra de Minería, Aurora Williams, que fue enviada a Chile Chico. Sin embargo, una fuerte nevazón, histórica en la región de Aysén (a la altura de Perito Moreno por el lado argentino), complicó todas las labores de rescate.

Hay buzos tácticos y un robot buscando la fisura y una entrada al mineral, mientras que dos de las tres sondas que perforaban el suelo desviaron su destino final y no lograron llegar al refugio. Una tercera sonda comenzó anoche a avanzar hacia el nivel 55, mientras que una cuarta, mucho más potente, va en camino hacia la sureña región de Chile. Entre otras cosas, el estado de excepción sirve para, por ejemplo, redestinar una gran cantidad de recursos para la emergencia.

El especialista Felipe Matthews agregó que deberían llegar dos técnicos a la zona para contar con una máquina aún más potente, además de una persona de Australia que guiará la excavación de un pozo matriz vertical desde el cual se pueda ir en diferentes direcciones en búsqueda de los desaparecidos.

En total, hay más de 70 expertos y trabajadores concentrados en el rescate de los mineros, que ha sido comparado con el de los 33 de Atacama, concluido exitosamente el año 2010. Los especialistas en terreno, sin embargo, han dicho que la dificultad es mucho mayor. “En San José hicimos 18 sondajes y solo tres tuvieron éxito. Estamos en una situación absolutamente distinta y de mayor complejidad. El hecho de estar con una cobertura de 40 metros de sedimento, con un comportamiento plástico producto de la arcilla, hace que los sondajes se desvíen”, explicó Matthews. Eso, sin contar que en caso de accidente, de que alguien caiga a la laguna, no podría resistir más de cinco minutos sin pasar a un estado de hipotermia, aseguró la ministra Williams.

Las familias de Sánchez y Ojeda han realizado diversas críticas a las condiciones de trabajo y de seguridad de la mina Delia 2, así como a la velocidad del rescate.

 

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top