// 57f4f2706ffb9_645x362

Brasil: la Corte Suprema abrió una investigación sobre corrupción contra Temer

América

El juez del Supremo Tribunal Federal de Brasil Edson Fachin autorizó la apertura de la investigación contra el presidente Michel Temer, quien fue grabado supuestamente avalando sobornos de la mayor empresa frigorífica del mundo, JBS, cuyos dueños firmaron un acuerdo de colaboración con la justicia, se informó oficialmente.

Temer por su parte busca sobrellevar la crisis política que se desató tras las acusaciones que lo implican directamente y que amenazan las medidas de austeridad con las que pretende sacar al país de la recesión, según consignó la agencia internacional AFP. El presidente suspendió su agenda y se reunió con sus asesores para ver cómo afrontar este momento.
Las dos bases de apoyo del impopular mandatario -los mercados y su mayoría en el Congreso- encendieron las alertas sobre el futuro inmediato del gigante latinoamericano.
Impacto económico. La Bolsa de Sao Paulo suspendió sus operaciones poco después de la apertura, ante un derrumbe de más de 10% del índice Ibovespa, y el real se devaluaba a media mañana casi un 6% frente al dólar, tras conocerse el caso.
En este marco, la Policía Federal (PF) realizó decenas de operaciones en Brasilia, Rio de Janeiro y Belo Horizonte. Varios procedimientos tenían por blanco propiedades del senador Aécio Neves, candidato derrotado en la presidencial de 2014 y aliado clave del gobierno de centroderecha, también implicado en las denuncias.
Denuncia. Según el diario O Globo, el Presidente instó en una reunión en marzo a Joesley Batista, dueño del gigante mundial de la alimentación JBS, a que pague sobornos para mantener callado al expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, condenado en marzo a 15 años de cárcel por su implicación en el esquema de corrupción en Petrobras.
La filtración surge de una grabación, hasta ahora sin difundir, realizada por el propio Batista y entregada a los fiscales de la Operación Lava Jato para obtener una delación premiada, con una futura reducción de penas.
Temer, de 76 años, llegó al poder hace un año tras la caída de la presidenta de izquierda Dilma Rousseff, de quien era vicepresidente.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top