// referendum-en-cataluna-2558921w640_cata

Catalunya ya tiene su texto para declararse independiente, Madrid prepara la intervención. Hay dudas en ambos bandos

Europa

Tras las dilaciones post-referendum, el texto que declara la independencia de Catalunya ingresó esta mañana al Parlamento catalán y espera ahora su tratamiento legislativo.

En forma paralela, desde Madrid, el presidente Mariano Rajoy defendió ante el Senado la necesidad de “proteger” a los catalanes. Entre ovaciones de los legisladores oficialistas, el presidente español sostuvo que el país está “ante una palmaria violación de las leyes y, por tanto, de la democracia y los derechos de todos y todo esto tiene consecuencias”.

“Si nadie los detiene, los dos trenes ya están en marcha y en rumbo de choque. Son dos deliberaciones separadas por la misma cuestión y ambas ligadas”, graficó Silvia Pisani, corresponsal de La Nación en España.

A pesar de las declaraciones del Gobierno, el Parlamento catalán se debate cómo poner en marcha la independencia. Aunque nadie está seguro de sus efectos reales y parece más una provocación para ser intervenidos que otra cosa. “No se ve la euforia de un paso fundacional sino mucho nerviosismo y vacilaciones”, sostiene Pisani. Debe recordase que, tras el conflictivo referéndum, el presidente catalán Carles Puigdemont elevó los resultados al Parlamento de su comunidad autónoma, pero luego le pido a ese cuerpo que demore el tratamiento del mismo, cuyo resultado se suponía vinculante.

Mientras tanto, en el Senado nacional, con la misma tensión, se debate cómo detener esa “violación de la ley” y la puesta en marcha de la “intervención” de Cataluña. Una medida que por primera vez se pone en marcha en 40 años de democracia.

En Madrid se da por seguro que el gobierno regional de Cataluña hará “resistencia pasiva” en sus despachos cuando la intervención intente desalojarlos. “Eso es lo que buscan. Una nueva forma de victimismo ante la comunidad internacional”, dijeron fuentes del gobernante Partido Popular (PP).

Mientras, el Parlamento catalán se prepara para poner en marcha la “declaración de la república catalana“. El texto lleva la firma de los partidos Junts pel Si y la antisistema CUP, la fuerza de izquierda radical que se opone al capitalismo.

Pero la épica de esa declaración está tan renga que, en estos momentos, los legisladores catalanes estudian la manera de “aprobar” ese texto sin votarlo en forma explícita. De ese modo, intentan un argumento que les permita sortear eventuales responsabilidades penales por un delito de rebelión.

“Entendemos que el voto de república ya lo emitió el pueblo catalán en el referéndum del pasado primer de octubre. Nosotros solamente lo ponemos en marcha”, fue la curiosa explicación.

Con el trámite que sea, lo cierto es que el texto ya está en el Parlamento regional y se espera que esta misma tarde sea despachado.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top