// VENADO aerea

Opinión: ¿Qué tipo de ciudad queremos?:

Columnista invitado

Por Emilio Rodríguez (*)

De acuerdo a la funcionalidad de las ciudades, estas se pueden clasificar según el Manual del Presupuesto Municipal delprofesor Enrique Schivndt en: ciudades de importancia política, de relevancia militar, de significación cultural, de contenido religioso, con estructura económica-productiva, con perfil industrial,  con carácter comercial, con orientación financiera, con puertos preponderantes, designadas reservas de la humanidad por la organización de las Naciones Unidas, vacacionales y, finalment,e residenciales.

De acuerdo a la funcionalidad de las ciudades, estas se pueden clasificar según el Manual del Presupuesto Municipal de Enrique Schivndt en: ciudades de importancia política, de relevancia militar, de significación cultural, de contenido religioso, con estructura económica-productiva, con perfil industrial,  con carácter comercial, con orientación financiera, con puertos preponderantes, designadas reservas de la humanidad por la organización de las Naciones Unidas, vacacionales y, finalmente, residenciales.

Sería interesante pensar qué tipo de ciudad queremos que sea Venado Tuerto. Obviamente de todas las funciones anteriormente nombradas, la mayoría no condicen con las particularidades de nuestro municipio.  El abanico de posibilidades se reduce a cuatro: de significación cultural, con estructura económica-productiva, con perfil industrial,  con carácter comercial.  Las cuales pueden simplificarse como localidades con un marcado perfil cultural-educativo o económico-comercial.

Las primeras de ellas, se caracterizan por la concentración de actividades culturales y sociales. La existencia de universidades u otras instituciones educativas, también favorecieron el crecimiento de las ciudades donde se localizaban, debido a la atracción durante gran parte del año de una gran cantidad de población flotante (estudiantes), por ejemplo Oxford en Inglaterra o Salamanca en España. En nuestro país, podemos mencionar a Río Cuarto o Villa María.

Las urbes que tienen un rasgo preponderante en lo comercial, son zonas dedicadas al consumo, así como centros de intercambios internacionales, centrando las actividades comerciales de toda la región, siendo el centro de intercambio principal de bienes.

Esto es algo que debemos analizar, especialmente nuestra dirigencia política y en base a ello actuar, siguiendo un plan estratégico a largo plazo, con el compromiso de todo el arco político. Sería bueno que nuestra ciudad contara como tiene Rafaela, con un Instituto de capacitación y estudios para el desarrollo local. El planeamiento y el desarrollo urbano requieren de conceptos científicos aplicados, que tengan continuidad en el tiempo y en las propuestas. Estas deberían ser difundidas y discutidas por los vecinos, los que aportaran ideas importantes para su concreción.

Por ejemplo, si apostamos por una localidad con perfil cultural, sería bueno que las instituciones educativas locales tengan un mayor respaldo e impulsar otras áreas del  conocimiento que no estén presentes en la actualidad. Desde hace unos años viene siendo muy notoria la presencia de una “población flotante” que viene durante la semana, desde distintos lugares de la región, a  estudiar sus respectivas carreras. Y si buscamos incrementar el perfil comercial-industrial, sería necesario generar acciones en consecuencia, como pueden ser mejores servicios o incentivos para que las industrias se instalen en Venado Tuerto y se transforme en un verdadero polo industrial y comercial.

(*) Máster en Ciencia Política

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top