// messi_44

Opinión: La Argentinidad al Palo

Tomás Lüders

¿Tienen los pueblos personalidad? Difícil responderlo. Pero si hay algo sin embargo que parecemos tener los argentinos es narcisismo. Y somos tan narcisistas que no nos damos cuenta que no somos los únicos que tienen un amor desmedido por sí mismos. Hasta en los defectos queremos ser exclusivos.

Pero narcisismo es una cosa, y autoestima es otra. Es como la diferencia entre el amor (realista) por alguien y el enamoramiento, que siempre tiene expectativas desmedidas.

messi_4543

El mayor problema no es “el pecado” en sí, si no el “castigo” que apareja –los términos no son azarosos- es decir, la caída. Como le pasa al desenamorado, que ve de pronto y todos juntos los defectos de su amado o amada, al narcisista le suele pasar lo mismo cuando la realidad no responde a la medida de su ego. Por bueno que se sea, un fracaso resulta intolerable cuando uno se cree una suerte de dios encarnado. No hay segundo lugar que nos consuele.

Dejémosle a los historiadores la disputa por las causas del fracaso argentino (que como buenos narcisistas ellos también, suelen atribuirla completita a factores exógenos… lo’ inglese’, Codesal, los que le cortaron las piernas a Maradona…). Pero tampoco hace falta saber de fútbol para trazar analogías entre algunas muchas cosas que nos pasan y lo que nos sucede frente a nuestra relación con el fútbol.

Por alguna razón que desconozco, pero que sin dudas refuerza nuestro narcisismo, seguimos generando gente súper-talentosa. Ya es un clisé eso de que “por separados, somos maravillosos”. Yo no creo que sea para tanto, es más, temo que el promedio nos mandaría al descenso.

Ahora bien, no es una nota al margen lo que sucede con la AFA y con nuestro propio sistema de Clubes. Del primero al último se las arreglan para fundirse, sea con el dinero de TyC Sports o con el del Fútbol para Todos y Todas. Eso sí, más vale que a la victoria no se la lleve puesta nada, ni nadie. Si se gana el campeonato, qué importa que no haya dinero en las arcas. Dinero que, por ejemplo, debería financiar un proyecto de largo plazo, como el que ha tenido en este caso la Selección Chilena. Con mucho menos talento, los trasandinos se las arreglaron para ganarle a nuestros muchachos nada más y nada menos que dos finales seguidas. Será otro clisé, pero más vale que lo aceptemos: el trabajo y el esfuerzo, a veces al menos, sí que pagan.

Como contrapartida, nuestro seleccionado de las estrellas era el único que no tenía detrás una institución que lo respalde. Tenía sí las demandas desproporcionadas de todos l@s argentin@s, que no entendemos de contextos ni de responsabilidades compartidas. Somos tan jodidos que le arruinamos la capacidad de divertirse jugando al fútbol a un genio del balón pie como Messi. Ese, y no otro, es el bloqueo “psicológico” del joven crack. En otras palabras, su bloqueo no es psicológico, es cultural.

messi_meme

¡Y hay que tener talento para arruinarle el talento a Messi! Y aquí una acotación sobre esta nota clínica: como el narcisista no tolera el odio desproporcionado que siente por lo que las desproporcionadas expectativas que tiene sobre sí mismo le devuelven, entonces ahí a la mano tiene siempre a alguien a quien hacerle pesar la miseria propia. No nos vamos a sentir mucho mejor, pero al menos lograremos que el otro también se sienta horrible. De ahí la crueldad de los memes, de los que reproduzco solo los menos agresivos.

Los tipos son todos talentosos, cracks y ultra-ganadores en sus clubes, y de alguna forma y a pesar de todas las presiones y los desaguisados varios que los acompañan, se las han arreglado para llegar a tres finales internacionales seguidas con la pesadísima celeste y blanca. Pero parece, y estamos seguros a juzgar por eso nefastos memes y demás bilis digital que circuló a partir del minuto uno después de los penales, que los muchachos al final son solo unos traidores, porque al talento se lo reservarían para jugar en Europa.

En fin, como siempre, la culpa de todo la tendrían los pecho fríos.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top