// 1483455877-calendario-istock

Opinión: la peor semana

Mauro Camillato

Por Mauro Camillato

No hay duda que la semana que pasó fue la peor de todas en la gestión de Macri, pero también lo fue (por motivos muy diferentes) para el gobernador, Miguel Lifschitz, y a la vez una de las más complicadas para el intendente, José Luis Freyre.

 36631-macri-esta-preocupado-y-ocupado-por-maldonado

A esta altura aclarar porque fue la peor del presidente es casi innecesario, sólo acotar que dicha situación produjo que muchos argentinos (cada vez más) la estén pasando muy mal y uno pocos se benefician (siempre los mismos), mientras hace rato que Mauricio y los suyos perdieron la brújula (en realidad parece que nunca la encontraron). Encima cada vez es más evidente que no les alcanza seguir echándole la culpa a los K y ni siquiera los cuadernos logran atemperar la bronca ‘in crescendo’ de la población. Es que cuando la billetera aprieta ninguna excusa sirve.

…..

lifschitz-serio-y-preocupado

Por su parte,  Lifschitz, el miércoles recibió el “cachetazo” más importante desde que está en la Casa Gris, ya que Diputados no habilitó el tratamiento de los cambios de la Carta Magna y por ende  obturó la posibilidad de la reelección. Vale acotar que su porfía en pos de priorizar su reelección antes que los cambios en la Constitución fue la que culminó provocando que el proyecto naufragué. Más allá que se encargó de marcar en diversas oportunidades que si tenía que deponer su posibilidad reelección lo haría, nunca lo terminó haciendo de manera terminante.  No hay duda que eso fue la principal excusa de los opositores que no habilitaron el debate (vale repasar las exposiciones para comprobarlo). Aunque también es cierto que tal como destacó el periodista de La Capital, Mauricio Maronna, el “gigante oxímoron que crearon casi todos los legisladores de la oposición, que adelantaba+n su voto en contra de darle tratamiento a la reforma pero, a la vez, se manifestaban a favor de la reforma constitucional”.

Lifschitz, el más personalista de los tres gobernadores sucesivos  socialistas, priorizó su proyecto individual sobre la institucionalidad y lo pagó caro. Y en realidad lo pagamos caros todos los santafesinos que necesitamos urgente una Carta Magna renovada.

…..

En nota de opinión del 20 de agosto nos referíamos a la semana turbulenta que le había tocado vivir al intendente, José Luis Freyre. En ese sentido recordábamos que tuvo que enfrentar las declaraciones del jefe de la Unidad Regional VIII de Policía, Marcelo Oscar Gómez, mandándolo a caminar las calles, como el desafortunado posteo en Facebook (exhibiendo una antigua foto del intendente junto a Amado Bouduo el día que a éste último le confirmaron la condena) del titular del Nodo 5, Diego Milardovich. los concejales radicales: Leonel Chiarella, Juan Ignacio Pellegrini, Santiago Meardi; realizaron una conferencia de prensa para anunciar que realizaría un pedido de informe por la imputación que el mandatario recibió del juez Claudio Bonadío.

Y en esa misma nota advertíamos “De nada sirve que ‘grogui’ empiece a “tirar piñas a diestra y siniestra” intentando asestar un golpe que revierta la situación. En la historia del boxeo sólo recuerdo una situación similar ocurrida en  la pelea de junio del 2011 entre Jorge ‘Locomotora’ Castro y John David Jackson. Claro que Freyre está lejos de poder emular a Castro (por lo menos por ahora)”.

af958b85-a6dd-404d-bd48-ad9fa1747ad8

Algo de eso intentaron esta semana montando dos show mediáticos (similares a los que nos tiene acostumbrado el enriquismo) con conferencia de prensa y algunos trolls encargados de reproducirlos en las redes sociales. Pero en este caso resultaron bastante fallidos los intentos de “una piña” certera contra la oposición.

Así primero, fueron los concejales oficialistas quienes se encargaron a llamar a la prensa anunciando que acudirían a la delegación del Ministerio de Trabajo para denunciar “irregularidades en el Hospital Alejandro Gutiérrez. Después nos culminamos enterando es que en realidad acompañaron a tres trabajadores de la empresa Activa S.A que es contratada por la provincia para el servicio de limpieza del nosocomio. Es cierto que se podría discutir la opción de tercerizar un servicio pero de ahí a acusar al Hospital por irregularidades, hay una larga distancia. Además como le espetó Fabián Vernetti en la sesión del Concejo, poco puede denunciar el Ejecutivo local de tercerizar servicios porque es una práctica habitual que realizan (el ejemplo más evidente son los permisionarios del estacionamiento medido).

 OBRAS (1)

Peor aún y rondó el papelón la otra exhibición que armaron para manifestar ciertas “quejas” por el desarrollo de la obra que con fondos provinciales  se lleva a cabo en el Parque Municipal. Fue increíble ver al secretario de Espacios Públicos y Medio Ambiente, Darío Mascioli, junto al subsecretario de Educación y Cultura, Sebastián Roma; el director de Deportes, Alberto Hornstein; el concejal Pedro Bustos y la directora de Higiene Urbana y encargada del Parque Municipal, Luján Ontivero; denunciar desorden en la obra entre otras cosas. Hasta anticiparon, a pocos días del comienzo de la refacción, como si tuvieran una especie de bola de cristal, que no van a realizar la nivelación de la pista o que no van arreglar como corresponde las piletas y que a la vez tampoco van a llegar a terminar los natatorios para la temporada de la colonia, entre otras cosas. Encima sostuvieron que faltó acordar  las tareas y fue primero el locuaz coordinador del Nodo 5, Diego Milardivich y luego el diputado Oscar Pieroni quienes se encargaron de aclarar que hubo una reunión 15 días antes de comenzar la obra donde se trató el tema. El legislador provincial hasta se encargó de postear fotos debajo de la nota de Venado 24  que muestra a varios de los que se “quejaron” participando de dicha reunión.

Una de las fotos posteadas por Pieroni

Una de las fotos posteadas por Pieroni

Pero más allá de estas dos boutades, más complejo aún y difícil de predecir sus consecuencias futuras es la lamentable decisión del gobierno nacional de dar por finalizado la obra del Gasoducto Regional Sur y encima obligar al Municipio que devuelva los más de 60 millones invertidos en caños. Operación compleja de realizar porque por ahora los compradores naturales de dichos caños se niegan a adquirirlos, así se lo hicieron saber Techint (la empresa que los fabricó) y hasta Litoral Gas. La desesperación municipal al respecto es importante sobre todo porque además de ver cómo consigue los $60 millones para devolver la cifra va incrementándose porque tiene que pagar un costoso alquiler a Techint por el acopio de los caños. Ahora la única opción que aparece en el horizonte es subastarlos al mejor postor.

Claro que bien vendría recordar el comienzo de este proyecto que arrancó “mal parido”. Su presentación fue realizada en el marco del denominado Plan Más Cerca en Granadero Baigorria el 2 de mayo del 2014 por el entonces ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; el ex secretario de Transporte, Alejando Ramos (que jugaba de local) y el ex secretario de Obras Públicas y “bolsero”, Julio López.

05-02-LR1601.jpg_88717827-621x363

El objetivo que planteaban en el Plan Más Cerca era cuanto menos polémico ya que repartía obras exclusivamente para municipios y comunas del PJ, excluyendo en forma sistemática a las localidades que no eran oficialistas o sea institucionalizaban escandalosamente  la discriminación.

Pero además le otorgaba al Municipio de Venado, sólo por ser del mismo color político que el nacional, la responsabilidad de una obra que beneficiaba a otras localidades como: Casilda, Firmat, Murphy, Carmen, Melincué, Teodelina y Chovet. Es decir inéditamente un Municipio se hacía cargo de una obra que atravesaba otras poblaciones, pasando por encima de la provincia.

Claro que lo que “sonaba lindo ya que se iba a solucionar el déficits de gas de Venado (aunque mucho del problema por acá se solucionó con el aumento de la presión) y de las localidades involucradas, culminaba volcando responsabilidades que no corresponden a la administración local. Por ejemplo el contrato sostenía que si el presupuesto otorgado (en el 2014 era $190 millones) no alcanzaba del resto se iba a tener que hacer cargo el Municipio de Venado Tuerto. O sea si finalmente se hacía la obra se corría el riesgo que las consecuencias fueran peores de las que ya tenemos, más aun viendo “los personajes” involucrados en el plan, la mayoría de ellos con serios problemas judiciales.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top