// 11012016_073910

Opinión: Motos y política a mil en el verano venadense

Mauro Camillato

Por Mauro Camillato

Esas motos que van a mil, sólo el viento te hará sentir, nada más, nada más”. Seminare (Serú Girán)

Tal como dice el clásico de Serú Girán en Venado las motos andan a mil, pero también la política parece hacerlo. De hecho, en los últimos días el tema motos es la nueva excusa para el duelo discursivo entre el oficialismo y el enriquismo, que aceleran a fondo en pos de llegar mejor posicionados para el 2019.

Es que a pesar que falta bastante para las próximas elecciones, los dos grupos están decididos a convertir cualquier tema en una compulsa “a vida o muerte”.

Esta vez fueron las motos, días atrás fue la refacción del Centro Cultural y seguramente lo mismo se seguirá repitiendo hasta el hartazgo de aquí a la próxima contienda electoral.

Está claro que el freyrismo sabe que arranca desde atrás, si se tiene en cuenta los resultados del 2017, pero por ahora sigue siendo el oficialismo y eso le depara la oportunidad de contar con “un aparato” y un poder de realización de obras que el enriquismo no posee (aunque de la mano de su fenomenal caja personal, el cargo de senador también tiene permite lo suyo).

65415c3d-6536-42f0-a7d0-0ce4214c7aa2

Pero a la vez, las huestes radicales además tienen el empuje de tres jóvenes concejales que están dispuestos a hacer lo que sea para limar al oficialismo e intentar llegar lo mejor parado al 2019.

De hecho, en los comienzos del 2018 han demostrado que poseen la capacidad de detectar los temas de agenda y realizar propuestas inmediatas al respecto. Más allá de la evaluación que se pueda hacer de la calidad de dichas propuestas, éstas aparecen. Así lo hicieron con la refacción del Centro Cultural y ahora lo repitieron con el tema motos.

Mientras, el Municipio sigue quedando a la defensiva y cometiendo el peor error comunicacional que puede hacer una gestión, al salir a responder con tono despechado cada iniciativa del enriquismo. Quizás habría que recordarles que el ABC de la comunicación indica que nunca se debe responder a las provocaciones rápida y casi irreflexivamente como lo hace el freyrismo. O se lo hace de manera contundente con datos certeros o en todo caso la estrategia debería ser  anticiparse a las propuestas de la oposición y, si no se puede, entonces convocarlos a un “pacto de civilidad” proponiendo el debate de las ideas y evitando las descalificaciones. Es decir en lugar de salir a refunfuñar antes los medios de comunicación, funcionaría mejor convocar a los ediles opositores y ver qué se puede hacer con las propuestas que lanzan. De esta forma, hasta se podrían neutralizar las iniciativas opositoras.

TRANSITO 09.02.18

Por ahora, tanto en el tema refacción del Centro Cultural o el tema motos no parece que lo decidido por el oficialismo haya sido lo adecuado, todo lo contrario, solo lograron darle más protagonismo a la “joven guardia” de la UCR.

Motos

En el primer día del 2018 publicamos en Venado 24 una columna de opinión/ crónica que titulamos  “Motos, pibes y descontrol en las calles venadenses”. Dicha nota, escrita luego de un par de accidentes protagonizados por motos que dejaron a dos pibes venadenses al borde de la muerte (ambos luego se recuperaron, aunque uno de ellos quedó con graves secuelas de por vida) tuvo una importante e inesperada repercusión. Más de 25 mil personas la leyeron y fue compartida por una importante cantidad de vecinos en las redes sociales, demostrando lo preocupante que es el tema para los venadenses. Antes también difundimos una serie de artículos realizados por profesionales de la salud y las emergencias, por el jefe de Bomberos y por coordianador del SIES, enfocados en el no uso del casco (cuestión que la política municipal debería priorizar).

Lo cierto es que el debate revivió al comienzo del año en nuestra ciudad, a pesar que sorprendentemente no fue un tema que se haya discutido en la última campaña previa a las elecciones a concejales.

Y no hay dudas que el descontrol de motos en las calles de nuestra ciudad está a la vista de todos y que el Municipio  fracasó en todos los intentos para ordenarlo.

Es que se pasó del “laissez faire” porque se consideraba que era “piantavotos” realizar operativos de tránsito, al fracaso de la “tolerancia cero” (alguna vez anunciado con bombos y platillos por el  ex secretario de Gobierno, Sergio Druetta en los primeros años freyristas). En el medio no hubo nada, solo intentos espasmódicos y ningún programa integral serio al respecto. Solo para destacar la creación  de la Escuela Municipal de Conductores de Motos y las charlas de educación vial que se realizan en instituciones educativas.

Un claro síntoma de esto es que ni siquiera se nombró un nuevo director de Tránsito luego de la salida en septiembre del 2014 de Daniel Virelaude.

Por eso, más allá de las falencias y de la presentación marketinera del plan anunciado por los ediles radicales, por lo menos es un intento que debería servir para abrir un debate en serio y no para especulaciones políticas pensando en el 2019 de uno u otro lado. Es hora de bajar la velocidad… no solo de las motos.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top