// lifschitz_corral_jpg_1572130063_jpg_1572130063.jpg_1572130063

Análisis: la alquimia santafesina de cara al 2019

Mauro Camillato

Por Mauro Camillato

La política santafesina post elecciones es una verdadera alquimia difícil de intentar desentrañar. Si cuando analizamos lo sucedido el domingo anterior en Venado Tuerto decíamos que la mayoría de los partidos que compitieron parecía que tenían algún motivo para festejar algo parecido y mucho más complicado se puede sostener sobre lo que sucedió a nivel provincial.

Es que en el rubro diputados nacionales no hay dudas que la victoria de Cambiemos fue contundente pero muy distinto es lo sucedido en el recuento de las elecciones de presidentes comunales y legislativas locales.

La ola amarilla 

De este modo la ola amarilla en la categoría diputados nacionales impregnó toda la provincia de Santa Fe, ya que Cambiemos ganó en la mayoría de los departamentos (solo perdió Vera, San Javier y Garay en manos del PJ y San Cristobal, donde triunfó el Frente).  Pero casi tuvo mayor impacto aún el triunfo en Rosario en la disputas por las bancas del Concejo. Y en menor medida también lo acontecido en Rafaela  donde el macrismo “bailó” en las legislativas locales (60 % a 20%) a un PJ dominado por Omar Perotti.

20631_triunfo

De todos modos la mala noticia para el espacio oficialista nacional fue la derrota en la ciudad de Santa Fe en el rubro concejales de Carlos Pereira, candidato de José Corral (intendente de la  ciudad y presidente de la UCR Nacional). Es que si el triunfo hubiera sido completo,  Corral se convertía en el candidato natural a gobernador para el 2019. Ahora mandatario santafesino tendrá una doble preocupación, por un lado si “los puristas” amarillos lo siguen aceptando como el postulante a la Casa Gris, y por el otro si no tendrá que sacrificarse e ir por la reelección para no perder su propio bastión, la intendencia santafesina.

En este sentido, por ahora el macrismo no parece poseer “el candidato” que le aseguré una victoria en el 2019 y en todo caso debería tener en cuenta que en  las elecciones  ejecutivas sabe ser más importante el personalismo que los espacios políticos. Por eso en los dos años que quedan tienen el firme y necesario desafío de construir “el candidato”.

El Frente Progresista y un futuro incierto

El futuro del Frente Progresista luce por demás de complicado luego de la pobre elección de diputados nacionales realizada. Así a pesar que lograron levantar en un par de puntos la performance de las Primarias quedaron muy lejos del macrismo y hasta del PJ. Encima las propias internas, que incluyeron una desafortunada declaración de Antonio Bonfatti y una inesperada y exagerada respuesta del gobernador, Miguel Lifschitz, desdibujaron aún más la situación.

bonfatti_lifschitz

Pero la esperanza del Frente solo se esbozó en los resultados en las elecciones locales, donde sí consiguió sacar importante ventaja a su favor, ya que se quedó con las mayorías de comunas y los concejales de las diferente localidades.  Aunque también ahí tuvo sus sinsabores, principalmente en Rosario, ciudad  cuna del socialismo, donde culminó teniendo una tremenda derrota que los dejó ubicado en el tercer puesto. En contraste con dicha situación consiguió en la capital de la provincia alzarse con un triunfo en la propia tierra de Corral (hoy el archienemigo principal)  con el sorprendente Emilio Jatón como cabeza de lista. Tal cual lo sostuvimos líneas atrás dicho mojón plantado en la propia ciudad de Santa Fe, provocó que para el presidente de la UCR, el festejo no sea completo.

El gran desafío para el Frente (principalmente para el socialismo) es poder recuperar terreno en Rosario, teniendo en cuenta que sin el apoyo de la principal ciudad de la provincia va a ser casi imposible retener Santa Fe. A la vez para lograr tal objetivo deberá sacrificar alguna de las pocas figuras que le quedan (¿el propio Lifschitz o Bonfatti?). Mientras tendrán que ver como se reconfiguran a nivel provincial para intentar retener la gobernación.

Párrafo aparte es la situación de los sectores del radicalismo que todavía están dentro del Frente y la duda es saber hasta cuando acompañaran y no se dejarán arrastrar por la ola amarilla.

El PJ logró su objetivo

Luego de las Primarias el PJ se planteó mostrarse unido para poder intentar retener la mayor cantidad de votos en la generales. En primera instancia, a pesar de las evidentes diferencias de los distintos sectores, dicho objetivo fue logrado. Además pudieron cosechar una interesante cantidad de sufragios ( a pesar que no lograron repetir lo cosechado en las Primarias) que los dejó en una posición expectante de cara al 2019. Además parecen tener la ventaja de contar desde hace tiempo con un firme candidato a la Casa Gris, Oscar Perotti.  Aunque éste último mostró una clara actitud egoísta que  habrá que ver si sus “compañeros” terminan perdonándosela, ya que se borró en toda la campaña. Encima su candidato a concejal perdió feo en su propia ciudad.

rossi_rodenas

Otro de los temas a tener en cuenta es la gran cantidad de comunas que perdieron y con eso el consecuente daño al poder territorial  que poseían.

Panorama futuro

De acá al 2019 en la política argenta/santafesina puede pasar cualquier cosa pero lo sucedido el último domingo deja en claro que la historia está abierta. Las macristas se refriegan las manos pensando en la oportunidad de alzarse con la Casa Gris, mientras desde el Frente Progresista empiezan a pensar complejas estrategias para poder lograr lo que a primera vista parece bastante difícil que es retenerla (¿posible alianza con algún sector del PJ?). A la vez tendrán que hacer esfuerzos importantes para sostener el Frente con radicales incluidos. Por su parte el PJ sueña con que en el medio de la pelea entre los dos partidos anteriores pueda aprovechar los votos cautivos que posee más algún otro y lograr volver a la gobernación.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top