// CINE 1

La película filmada en Venado llegó a los cines: un gaucho enviado del cielo y testigo de otras vidas

Cultura

Finalmente se estrenó en todo el país la película “Testigo de otro mundo”, dirigida por el joven cineasta Alan Stivelman, que narra uno de los episodios OVNI más emblemáticos del mundo y que ocurrió en Venado Tuerto. Se trata del contacto que a los 12 años (fines de la década del 70), el gaucho Juan Pérez tuvo con objetos y seres de “otro planeta”, a escasos metros de la Estancia “La Victoria” (a cuatro kilómetros de la Ruta 8).

CINE 2

Además del director, el protagonista, productores y el psicólogo Nelson Berlanda, toda la familia de Pérez estuvo acompañando la presentación del largometraje que se exhibe hasta el miércoles 16 en Cinema Casey. Es para señalar que todas las funciones en Venado estuvieron agotadas, ante la “masividad” de espectadores.

La película, buscó que Juan cerrara una historia que le generó dudas y miedos durante 40 años. El proceso implicó un viaje hasta el vecino país de Paraguay, donde se reencontró con sus raíces guaraníes y puso “punto final” al viaje que lo va a acompañar por el resto de su vida.

“Un proceso de sanación” según Berlanda, por el que Juan ya no va a estar más sólo.

El principio del fin

Para Stivelman, “fue un trabajo arduo de poder estrenar en salas de cines comerciales” y se mostró satisfecho porque la crítica está siendo positiva en todo el país. “Hay un mensaje unánime. La gente se queda hasta el final de los créditos, callados, reflexionando. Recién ahora podemos comprender que el mensaje pudo llegar”.

ALAN GAUCHO Y BERLANDA

Además de dirigir, Alan participa en la película y fue en cierta manera “tocado” por el fenómeno OVNI. Es que tenía una mirada escéptica y luego de conocer a Juan, le creyó. No sabe lo que vivió pero claramente “tenía algo traumático” que acarreó por más de 40 años.

“El proceso fue tratar de darle respuesta a él. Encontrar que fue lo que le pasó por un lado y por qué. Con esas dos preguntar pilares él también fue entendiendo un poco más sobre el fenómeno. Pasar del dolor, el llanto, el encierro y la angustia al final donde el círculo se cierra”.

Por su parte, el protagonista, contó que estuvo ya en otros eventos, pero que no sintió lo mismo que durante el estreno en Venado, rodeado de sus seres queridos. “Invito a la gente que vaya a ver la película. Va a hacer mucho por sus familias. Yo anduve escapando mucho tiempo. Les va a sanar todo lo que les haya pasado. Es algo que sirve. Y a mí me sirvió”, aseguró.

ALAN Y GAUCHO

Los locales hicieron su aporte

Martín “Polo” Donatti, “Pini” Sacco y Eduardo Correa Luna, fueron los venadenses que estuvieron ligados al proyecto. Pero “Polo”, fue quien estuvo desde el día cero de la filmación encargado de la producción local.

“Fue una experiencia gratificante y diferente a las demás. Enseguida cuando estas con él (por Juan) se nota que tiene otra sensibilidad. Vive rodeado de animales mirando a la naturaleza en completa empatía con eso cotidianamente y lo lleva en su piel. Eso se percibe enseguida”, dijo acerca de su participación.

Admitió sorprenderse con el desarrollo de Juan en la película como actor de un largometraje y entender todos los “códigos”: “Manejaba el ritmo de la cámara como si fuese un experto. Eso lo convierte en una figura importantísima que es necesario que todos vean”.

Donatti, que con este trabajo firmó su primer contrato cinematográfico a nivel profesional, dijo que Alan fue “uno de los obsequios más hermosos” que le regaló la “magia de la vida en estos últimos tiempos”. Y que entabló una amistad con un equipo de “profesionales de alto nivel y de calidad humana increíble” a quienes va a estar agradecido eternamente.

“Alan es joven y con mucho talento. Enfrenta a la gran industria del cine desde un quehacer que involucra muchísimo lo emocional. Eso me parece épico.  Por eso es súper recomendable que la historia se reconozca en todo el país y afuera. Que recorra el mundo. La potencia que tiene el filme con todos sus personajes llama a un despertar humano que es urgente y necesario. Tiene que ser escuchado”.

 

Nota: Pablo Rodríguez/ Transmedia Venado Tuerto

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top