// 8f704c6e91e045c72378c71d940a59ce_XL

Hilda Lizarazu, una histórica del rock nacional en el Restó del Galpón

Música

Hilda Lizarazu no recuerda que estuvo en Venado Tuerto hace más de 25 años tocando con su grupo Man Ray, pero sí tiene presentes las coordenadas de esta ciudad. Al fin y al cabo, en la vida del artista llegar, subir a un escenario y cantar es un ejercicio similar en cada lugar, pero los vínculos afectivos son más importantes: “Para mí Venado Tuerto es Sartén Asaresi, la ciudad está en mi corazón a través de él… sinceramente no recuerdo haber estado en algún lugar puntual, pero a través de mi amigo que ya no está, quiero esas calles y esa ciudad”, declara con sinceridad vía telefónica.

Ahora Hilda Lizarazu podrá actualizar su recuerdo, cuando se presente el próximo sábado 29 de septiembre en el Restó del Galpón (Chacabuco 1071) en un formato de dúo íntimo y acústico, en el que hará un viaje por el rock nacional, incluidas sus canciones y las de la banda que lideró en los ’90.

Si bien está exultante porque acaba de ver la luz su último material discográfico llamado “La génesis”, la cantante aclara una y otra vez (para no generar confusiones) que no estará haciendo la presentación de ese material en Venado Tuerto, sino que la propuesta es otra: “No voy a presentar el disco porque la instrumentación que tiene es más de banda y en este formato de dúo estaría demasiado despojado. Igual lo voy a estar llevando porque ya va a estar la edición física, que es lo que más me gusta”, informa sobre este nuevo trabajo que incluye solamente versiones de canciones de rock argentino desde el ’68 al ’73.

-Entre este nuevo disco y el formato en el que te presentás, estás asumiendo un rol de intérprete.

-Totalmente, este es un disco de intérprete, el primero que hago en todos estos años. Con este viaje por el rock argentino estuve cantando temas de otros a diferencia de lo que vengo haciendo desde los ’80 con cosas propias, y me gusta la faceta interpretativa, porque son palabras y melodías de otros compositores que admiro y respeto profundamente. De hecho, el amplio espectro musical que estuve abarcando en estos dos últimos años me llevó a que el fin de semana pasado cante dos canciones de Piazzolla, algo que nunca hubiera imaginado porque es un universo muy distinto al del rock y el pop. Sin embargo, uno puede pasar la obra de otro por el propio filtro.

-¿Tuviste rebote de los autores sobre tu mirada de las canciones y tu forma de interpretarlas?

-El otro día le mostré a Nito Mestre la versión que hice en este disco de ‘Amigo vuelve a casa pronto’ de Sui Generis, y le encantó porque es bastante diferente a la original. Tuve una devolución de Litto Nebbia sobre ‘Viento dile a la lluvia’. El disco ya está en Sportify, pero la presentación la voy a hacer el 9 de noviembre en el teatro Margarita Xirgu en la ciudad de Buenos Aires.

-¿Está difícil salir a tocar entre la casi muerte de la industria discográfica y las dificultades para producir?

-Estoy girando por la Argentina en este formato dúo que me permite ir a diferentes lugares porque se aliviana mucho más el asunto de los costos de los productores, traslados, comida y hospedaje porque está todo bastante delicado. Este formato me permite ir a más lugares sin demasiado sufrimiento en el medio por cuestiones económicas. La cultura y el entretenimiento son los primeros ítems que se bajan porque a la gente no le alcanza para pagar la cuenta de gas y sacar una entrada se hace complicado. Entonces me voy adaptando a los tiempos y también porque lo disfruto. Dentro de mi realidad no puedo más que agradecer el hecho de vivir de la música y las canciones propias y de otros, con una carrera de más de 30 años.

-¿Cómo ves a la industria musical, donde siguen ganando espacio algunos géneros por encima de aquellos que siempre hicieron canciones?

-Es algo que siempre ocurre, son reflejos de las sociedades, con diferentes gustos y estéticas. Hay imposiciones de mercado, pero uno no puede oponerse a los signos de los nuevos tiempos. En mi caso tengo que ser genuina con lo que hago y disfrutar de estas canciones que vengo cultivando y promocionando. Uno no puede interferir en lo que ocurre alrededor con los diferentes movimientos culturales y comerciales, porque tiene que ver con la televisión, las nuevas plataformas y las nuevas generaciones que tienen otras necesidades y otras sensibilidades, entonces te puede gustar o no, pero es así. Si no aceptás te avinagrás, y yo prefiero disfrutar de la vida hasta el fin. Esa es mi filosofía, que no es barata (risas). La existencia es un instante, mejor beber de la copa de la alegría y disfrutar.

-En su momento fuiste una de las precursoras de las mujeres en el rock, con Fabiana Cantilo y Celeste Carballo, que tenían que ganarse el lugar casi a los codazos en un mundo de hombres. ¿Hoy la mujer tiene ganada la presencia en la escena musical?

-Sigue en desventaja en muchos aspectos. Sigue habiendo un favoritismo masculino dentro de casi todos los géneros musicales y se ve muy claramente en los festivales. Por ello es que estamos en una mesa chica propulsando una ley de cupo femenino en los festivales de toda la Argentina, y creo que está próxima a salir en el Congreso. Es una ley que impone un cupo del 30 por ciento de presencia femenina en los festivales de rock, tango y folklore. La ideó Celsa Mel Gowland y lo estamos impulsando. Es importante para las próximas generaciones de músicas, que son muchas más ahora.

Hilda Lizarazu llega por primera vez a Venado Tuerto en formato solista, acompañada por el guitarrista Federico Melioli, en un show íntimo y acústico. Las entradas anticipadas se consiguen en el mismo Restó del Galpón a 300 pesos. Para más información, comunicarse al 428440.

Nota: www.rockvenado.com.ar

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top