// caro-gero

Mendoza: Caro Gero, la persona que obtuvo el DNI sin indicación de sexo

Sociedad y Política

Es médico/a, tiene 32 años y el viernes recogió la partida de nacimiento que, en el casillero de M o F, consigna “una línea”, como indicó el Registro Civil de Mendoza, luego de exigir que es su derecho basado en que la ley de identidad de género amparaba el pedido.

Hasta los 28 años vivió como una mujer principalmente lesbiana, pero a los 30 comenzó con un tratamiento de hormonización que hoy le da aspecto de varón. A pesar de eso no se define como varón trans, sino como persona de género indefinido y de orientación “pan sexual”. En la foto, Carolina Gerónimo, o Caro Gero (a la izquierda) junto a la abogada Eleonora Lamm, al comienzo del trámite en el Registro Civil de la ciudad de Mendoza.

Según el Registro Civil de Mendoza por la resolución 420/2018 de esa institución le reconoció como derecho: una partida de nacimiento que no consignara “F” o “M” en el casillero de “sexo”.

Como argumentó la subdirectora de Derechos Humanos de la Corte provincial, Eleonora Lamm, en el texto que acompañó el pedido de Caro Gero, la decisión administrativa detalla que la Ley de identidad de Género establece vuelve innecesario especificar si la persona se autopercibe con género femenino o masculino. La resolución, que también recorre derechos garantizados por la Constitución, el sistema internacional de derechos humanos  y leyes nacionales, determinó, por eso, que el Registro debía “labrar una nueva partida de nacimiento en la que la persona inscripta deberá consignarse como (…) y demás datos conforme a su la partida originaria, con excepción del campo reservado para el sexo, en el que deberá consignarse una línea”.

“Sentirte que sos legal es increíble”, dice Caro Gero desde Mendoza la tarde del día en que llegó a sus manos esa partida de nacimiento con datos rectificados, según cita el diario Página 12. Agrega: “la sensación de la legalidad, aunque suene feo, es de mucha paz”. Lo dice a los 32 años, dos años después de haber comenzado el proceso de hormonación para que su cuerpo vaya modulándose de acuerdo a su autopercepción. Asumir que la mirada binaria sobre la identidad no alcanza para la propia vida fue un camino largo y difícil, dice, en parte porque no solo se trata de lidiar con los sentimientos propios, sino también de vivirlos en un mundo poco acostumbrado a pensar por fuera de esos términos. Caro Gero usa nombre femenino y nombre masculino a la vez por algo sencillo: “soy esas dos, múltiples personas, constantemente”.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top