// dujovne22

El Gobierno evalúa dar marcha atrás con la baja de las retenciones a la Soja

Sociedad y Política

Con un escenario de fuerte devaluación del peso y un pacto con el Fondo Monetario Internacional cada vez más cercano, el gobierno nacional busca reducir el déficit fiscal de todas las maneras posibles, evaluándose incluso volver sobre sus paso sobre medidas “liberalizadoras” presentadas al inicio de la gestión macrista como solución a las trabas puestas por el kirchnerismo.

En un contexto de fuerte discusión interna por el impacto fiscal que tuvieron los recortes y eliminaciones a las retenciones del agro y el sector minero, el Gobierno tendría informes que marcan como la caída de esos tributos terminó generando nuevos, particularmente sobre el consumo, para atenuar el impacto fiscal de la medida.

Así, en el marco derechos a la exportación de soja vuelven a posicionarse en el centro de la escena. También habría rumores respecto de las exportaciones mineras. La gran diferencia pasa porque en el caso del agro el gobierno se vería frente a la necesidad de imponer una medida extremadamente antipática sobre uno de los sectores de los que obtuvo mayores apoyos. Hay planteos además en el sector respecto de la real rentabilidad que está teniendo el campo, particularmente después de una magracampaña marcada por la sequía.

Así las cosas, tras una reunión de ministros el martes 22 de mayo, encabezada por el titular de Hacienda elevado a “ministro coordinador” del área económica, Nicolás Dujovne, comenzaron a circular trascendidos periodísticos indicaban que el presidente Mauricio Macri evalúa seriamente frenar la baja gradual a las retenciones en soja.

Retroceder sobre sus pasos
Cabe recordar que una de las primeras medidas de Macri al asumir la presidencia fue eliminar los derechos de exportación de trigo, maíz y girasol, mientras que el caso de la soja se implementó una estrategia en dos pasos. En una primera etapa, el impuesto pasó del 35% al 30%, y en una segunda fase se instrumentó una rebaja gradual de 0,5% mensual, para finalizar 2019 con un 18%.

Pero la vertiginosa coyuntura económica impone su agenda, y el oficialismo parece encausado a tomar una medida que caerá muy mal en la cadena de valor sojera. En los últimos dos días, entidades gremiales, sectoriales y hasta el propio ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere plantearon su disconformidad.

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) fue una de las primeras gremiales que plantearon su disconformidad. Su titular, Dardo Chiesa, advirtió sobre el impacto negativo que representaría esta decisión, señaló que el gobierno “no cumpliría con su palabra” y no dudó en hablar de “traición”.

Por el lado de ACSOJA, la entidad que representa a la cadena de valor sojera, emitió un comunicado en donde manifestaron que es “imprescindible mantener el esquema de rebaja de retenciones de soja comprometido”.

Los mayores cortocircuitos empiezan a perfilarse en el seno del oficialismo. De confirmarse esta medida, el presidente Macri tendría un doble problema. Por un lado, hace pocos días sugirió que este tipo de impuestos son “nocivos para la economía”, a lo que suma la postura contraria de unos de sus ministros “mimados”, como es el caso de Etchevehere.

En declaraciones periodísticas, el entrerriano fue categórico en relación a ese tema y remarcó que “las retenciones son un impuesto ridículo”. De esta manera, y en el medio de un agitado escenario económico, las retenciones de soja vuelven a posicionarse en el centro de la política agroindustrial.

exportaciones-de-soja

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top