// cerro_dragon

A pesar del escándalo de Cerro Dragón, los Bulgheroni forman la tercera compañía del país

Sociedad y Política

A pesar del escándalo que suscitó la obtención de la explotación hasta 2047 del yacimiento de Cerro Dragón (una rica zona petrolífera que se sitúa entre Chubut y Santa Cruz-foto 1-), la familia Bulgheroni, propietaria de Pan American Energy (PAE), se fusionará con los socios que logró hacer ingresar al país luego de ese mismo escandaloso acuerdo aprobado por las legislaturas de ambas provincias en 2014.

Es de hecho, es ese mismo contrato con ambas provincias el que permitirá a los Bulgheroni encabezar una de las compañías más importantes del país. Debe recordarse que fue uno de sus actuales socios, la BP (ex British Petroleum) la empresa que se auto-incriminó 2013 ante la Justicia de los Estados Unidos por el pago de coimas a funcionarios argentinos para obtener junto a Pan American Energy la concesión del rico yacimiento –ver recuadro debajo sobre la denuncia–. La causa está actualmente en la Corte de los EE.UU., en nuestro país la justicia no avanzó sobre el tema. 

La otra empresa que ingresó al poco claro negocio y que hoy pasa a formar el conglomerado que encabeza PAE es la empresa estatal china CNOOC. A pesar de los problemas que el hecho de corrupción le generó la petrolera británica (una de las 8 empresas más importantes del mundo, tristemente célebre por incentivar el golpe de Estado que derivó en Irán en la dictadura del infame Shaa), hoy BP se quedará con  el 50 por ciento de la nueva empresa, el resto será de los Bulgheroni y sus socios chinos a partir de la empresa que los une Bridas, la conducción de la firma será sin embargo de los argentinos.

Fusión

Así y todo, un “puñado de firmas que se dibujaron en la mañana madrileña del sábado pasado cambió el mapa argentino de los negocios”, festejaba hoy el diario oficialista La Nación. La familia Bulgheroni, la petrolera británica BP y la asiática Cnooc acordaron la integración de sus activos en el país. De esa manera, crearon Pan American Energy Group (PAEG), un holding que tendrá una facturación anual estimada de US$ 7.300 millones (unos $ 118.000 millones al tipo de cambio del último día de 2016) pasando a ser  una de las tres mayores empresas con actividad en el país, sólo por debajo de YPF (el año pasado tuvo ingresos por $ 210.100 millones) y en una línea cercana al Grupo Techint, que tiene ventas estimadas por U$S 15.200 millones a nivel mundial (la empresa no desagrega las cifras correspondientes a la Argentina).

“Pese al tamaño de la transacción, no implicó el intercambio de montos en dinero. Entre los empresarios llaman a esa clase de negocios con una abreviación paradójica: le dicen cash free”, explicaba hoy el periodista económico Pedro Fernández Blanco en la nota casi celebratoria del acuerdo que se publicó hoy en La Nación.

PAEG será el resultado de la unión entre Pan American Energy (PAE), la segunda entre las mayores petroleras del país, con actividad en el negocio de exploración y producción de hidrocarburos, y Axion Energy, que participa en la refinación y la venta de combustibles y pelea el segundo lugar en participación de mercado con Shell.

PAE, responsable del 20% de la oferta local de crudo y del 12,5% en el caso del gas, pertenece a la británica BP, que tiene un 60%, y a Bridas Corporation, dueña del restante 40 por ciento. En esa última compañía conviven en partes iguales la familia Bulgheroni y Cnooc.

Pero Axion es sólo de Bridas, algo que la familia Bulgheroni considera desde hace tiempo un pecado original que data del momento en que la empresa le compró el negocio a la norteamericana Exxon (dueña de la ex Esso), en 2012. Tanto Carlos (falleció el año pasado) como Alejandro Bulgheroni creían que los británicos debían acompañarlos en su expedición hacia el denominado downstream (venta minorista), pero no lograron convencerlos en aquel momento.

La operación del sábado fue anunciada hoy a la bolsa de Londres y vuelve las cosas al punto que deseaba la familia local hace cinco años. Eso se debe a que la integración de activos dejará a BP con el 50% de la nueva empresa, mientras que la otra mitad será de Bridas, donde seguirán conviviendo los Bulgheroni y sus socios chinos.

La conducción del nuevo gigante, en cambio, quedará en manos de la familia argentina. Alejandro Bulgheroni será el presidente de la empresa, mientras que su sobrino Marcos (uno de los hijos de Carlos) ocupará el sillón del CEO.

En parte, se trata de una consolidación de los roles que hasta ahora tenían los dueños locales del negocio, que timoneaban la petrolera aunque no tenían la mayor parte del capital social. Es un esquema que Carlos, reconocido como “el mejor lobbysta argentino” (LN dixit), había llevado a la práctica desde hace años.

“La implementación del acuerdo, sujeta al cumplimiento de ciertas condiciones, está prevista para principios de 2018. Una vez consumado el convenio, PAEG se convertirá en el principal productor, empleador e inversor privado del sector petrolero en Argentina, con presencia también en Bolivia, México, Uruguay y Paraguay. Actualmente, PAE y Axion energy generan empleo directo e indirecto para 23.000 personas. Entre 2001 y 2016, ambas compañías han invertido más de US$ 15.000 millones en la Argentina”, explicaron en un comunicado conjunto PAE y Axion.

En el mismo texto, Bob Dudley, group chief executive de BP, sostuvo: “Sobre la base del conocimiento experto y las destrezas combinadas de BP y Bridas, esta nueva empresa integrada podrá capitalizar las oportunidades de crecimiento y desarrollo en Argentina, Uruguay, Paraguay and México”, señaló Bob Dudley, Group Chief Executive de BP.

“Hace 58 años que venimos invirtiendo en el sector energético en Argentina y en la región. La inversión eficiente ha sido el factor principal en nuestro crecimiento como empresa petrolera. Con la firma de este acuerdo se abre una nueva etapa integrándonos junto a nuestros socios”, sostuvo Alejandro Bulgheroni en la misma nota. Mientras que Marcos agregó: “Este acuerdo de integración ratifica nuestro compromiso con la inversión, el empleo y el desarrollo eficiente de los recursos que nuestra región necesita”.

bulgheroni

El mayor grupo local

Bridas fue fundada por Alejandro Angel Bulgheroni en 1948. La empresa tomó el nombre de los anillos que, en base a un sistema de pernos, se usan para unir dos caños en un sistema de tuberías.

Treinta y cinco años después de su fundación, el padre de Carlos y Alejandro les dijo a sus hijos: “Miren, yo tengo plata para vivir lo que queda de mi vida, mantener un buen nivel y no trabajar más. Pero sigo trabajando si ustedes se comprometen, a futuro, a continuar con esto”, según explicó Alejandro en una entrevista que concedió años atrás al diario uruguayo El País.

Tras la muerte del fundador, los hermanos se repartieron las tareas en la compañía y la hicieron crecer como nunca antes, hasta convertirla en el mayor conglomerado privado en manos de argentinos (la familia Rocca viene de Italia).

En los años ’90, cuando Bridas ya era una compañía muy grande, la administración de Carlos Menem inició un proceso de apertura que atrajo a compañías de todo el mundo. Carlos Bulgheroni anticipó los efectos de esos movimientos en su negocio: creyó que su destino irremediable era la venta de los activos a un extranjero que pondría una suma millonaria. Los hermanos estuvieron a punto de venderle su negocio en el país a Shell, pero la empresa no aceptó una cesión parcial, sino que quería quedarse con toda la empresa.

Los Bulgheroni se pusieron en contacto con Amoco, por aquel entonces una petrolera especialmente valorada por la calidad de sus combustibles, una empresa con la que tenía vínculo desde hacía años.

Llegaron a un acuerdo en 1997: ambas empresas crearían Pan American Energy (PAE), en la cual la compañía de los Bulgheroni conservaría un 40% y el restante 60% quedaría en manos de sus socios. Pero al año siguiente Amoco se fusionó con la británica BP, dueña ahora del 50% de la tercera entre las mayores empresas del país.

El camino fue sinuoso. Bridas intentó a fines de la década pasada quedarse con el 60% de BP en PAE, pero no se pusieron de acuerdo. Por el fracaso de esa operación, BP le pagó a Bridas US$ 700 millones. La empresa europea parece haber superado los rencores por esa erogación.

La denuncia

En 2012 las legislaturas de Santa Cruz y Chubuts aprobaron la renovación de los permisos hasta 2047 a Pan American Energy, tras lo cual la familia Bulgheroni hizo ingresar en la explotación a la empresa estatal china CNOOC, provocando una disputa con British Petroleum (BP).

En 2013 pasado, BP se auto-incriminó ante la Securities and Exchange Commision de los Estados Unidos de haber pagado coimas para conseguir la extensión del permiso. Esta maniobra apuntaba a evitar futuras sanciones multimillonarias para la petrolera inglesa que cotiza en la Bolsa de Nueva York. La autodenuncia incluye el giro de fondos que se hicieron desde una financiera de Buenos Aires con destino a cuentas en el JP Morgan de Nueva York.

La investigación en los Estados Unidos involucró al gobierno británico que entonces encabezaba Daniel Cameron, y al gobierno argentino,  y a los entonces gobernadores –ex kirchneristas- Daniel Peralta y Mario Das Neves.

 

FOTO 2: Marcos Bulgheroni

 

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top