// diaz_gillian

Renunció Díaz Gilligan, el alto funcionario macrista que dijo ser testaferro para justificar una cuenta no declarada

Política

El ahora ex subsecretario general de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan (foto 1), dijo haber ocultado una cuenta en el paraíso fiscal de Andorra arguyendo que no era suya, sino de Francisco “Paco” Casal (foto 2), el mandamás del fútbol uruguayo. Ser “presta nombre”, esa fue la excusa del subsecretario presidencial de Mauricio Macri para justificar el  1,2 millones de dólares a su nombre que terminó siendo revelada luego de que Andorra, el pequeño país de los Pirineos, diera por terminado el llamado “secreto fiscal”.

La empresa de la que era propietario Díaz Gilligan, supuestamente a nombre del “Grondona” uruguayo, es una firmaa radicada en Gran Bretaña dedicada a transferencias de jugadores de fútbol que contó con 1,2 millones de dólares a su nombre en una cuenta en un banco de Andorra.

En el Gobierno de Macri habían dejado en manos de la Oficina Anticorrupción la investigación sobre la actuación de Díaz Gillian. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, había dicho hoy que si la institución que conduce Laura Alonso determinaba que había actuado de manera incompatible con su función, Díaz Gilligan debía “dar un paso al costado”.

Antes, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, había asegurado que el Gobierno no protegería a ningún funcionario, aunque había aclarado que no se trataba de un hecho “de corrupción” con fondos públicos.

Sin embargo, en off the record, se sabía que Macri y su entorno más cercano –al que había pertenencido el “renunciado” funcionario- querían terminar con el escándalo lo antes posible, considerando el impacto negativo que el tema tuvo en las encuestas después de otro escándalo, el del ministro de Trabajo Jorge Triacca.

casal_paco

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top