// carrio_hoy

Preocupación en el Gobierno: Carrió amenaza con no acompañar el ajuste a los jubilados y pensionados

Política

La relación de la líder de la Coalición Cívica con Macri atraviesa su peor momento tras rechazar, con comunicado y amenazas judiciales, la promoción de Enrique “Coti” Nosiglia como delegado de la ciudad de Buenos Aires en el Comité nacional de la UCR, que elige autoridades el 15 de diciembre. La diputada también puso objeciones a la reforma del Ministerio Público Fiscal (ver debajo)

La “reforma” es vital para el acuerdo que el oficialismo alcanzó con los gobernadores. Del ajuste sobre la fórmula con la que se calculaba el aumento de jubilaciones, pensiones y la AUH dependía el dinero que el Ejecutivo le iba a girar a las provincias (muchas de las firmantes del acuerdo, incluida Santa Fe, mantiene juicios multimillonarios contra el Estado).

Por lo pronto el ajuste pasó sin problemas por la Cámara Alta, ya que allí prima el peso de cada Provincia por sobre la eventual autonomía de los senadores. En diputados se espera más resistencia, sin embargo la alerta inesperada la desataron las quejas de la Coalición Cívica, particularmente de su líder y socia vital del oficialismo: Elisa Carrió.

Es sabido que la diputada chaqueña (ampliamente reelecta como representante capitalina)  no pasa por su mejor con Macri.

Hasta ahora, Carrió sólo se pronunció con un tímido tuit a favor del ajuste sobre el al sistema de movilidad jubilatoria que hizo el peronismo en el Senado –a instancias del rionegrino Miguel Ángel Pichetto se terminó sancionando una reforma más severa de la propuesta por la Casa Rosada–, pero la fundadora de la Coalición Cívica no se expidió tras la aprobación del jueves pasado.

Y ese día surgieron otros problemas como la posible inconstitucionalidad de la ley por tener efectos retroactivos sobre el cálculo de jubilaciones, al cambiar la fórmula de actualización para marzo.

El senador chubutense Alfredo Luenzo (PJ) lo planteó en la sesión, pero Cambiemos no lo tomó en serio. Y al otro día se sumaron constitucionalistas respetados por el Gobierno, como Daniel Sabsay, quien recordó que la Constitución prohibe bajar los haberes previsionales de cualquier forma.

Según informó el portal La Política Online, este martes hubo una reunión de técnicos del Gobierno con diputados de Cambiemos y coincidieron en que la aplicación retroactiva de la ley (al regir desde marzo,  obligaría a actualizar las jubilaciones con datos oficiales anteriores a su sanción) fue un abuso de los asesores del ministro Nicolás Dujovne.

Pero el máximo problema de Cambiemos es que el férreo acuerdo con los gobernadores puede volar por los aires si se desata una interna y Carrió siempre es la menos controlable.

Hay antecedentes: la reforma de la Fiscalía General de la Nación post-licencia de Alejandra Gils Carbó se frenó porque la dirigente chaqueña dijo a último momento que no estaba de acuerdo y Sergio Massa, el aliado de entonces, prefirió no intervenir en la interna oficialista.

carrio_diputados

Tantos son los nervios en el oficialismo que aún no se conoce cuando se publicará el decreto para convocar a extraordinarias, tarea a cargo de Marcos Peña.

El problema es que mientras se demora la sanción crece la presión en la opinión pública por lo que es cada vez más evidente implicará un recorte importante de los ingresos de los jubilados, situación que agravan desde el propio oficialismo donde nadie defiende la norma ni explica sus motivos -como exigió el propio Pichetto- y si lo hacen es de manera muy desafortunada como hizo el diputado oficialista Pablo Tonelli (afirmó contra toda evidencia que no se vería afectado el poder de compra de los pasivos).

Debe recordarse que tras el rechazo al acuerdo con el radicalismo capitalino, Carrió dio el faltazo al agasajo de Mauricio Macri en la quinta de Olivos, la esperan este miércoles en la jura, pero nadie conoce su agenda en el resto del año. Tal vez ayude con su ausencia.

Su voz podría alterar a radicales que no están felices con bajar las jubilaciones y tomarían cualquier atajo para escaparse. Por eso quieren ajustar las tuercas. Y evitar una sorpresa.

Más voces en contra
En este clima enrarecido empiezan a surgir voces de diputados aliados del gobierno que van a anticipando su voto negativo: Es el caso de los peronistas Diego Bossio y Bali Bucca. En tanto que todo el bloque de Sergio Massa ya anticipó su rechazo.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top