escuela_itinerante

Mientras se terminó de montar la escuela intinerante, el gobierno admite que irá a fondo en su pelea con los docentes

Política

Después del conflicto por el desalojo policial de la “escuela itinerante” en la Plaza del Congreso el domingo último, el presidente Mauricio Macri redobló su arremetida contra los docentes y reforzó la estrategia de “a todo o nada”: los acusó de radicalizarse, de dar un mal ejemplo a los alumnos, de violar las normas y de hacer un paro nacional que “la gente” rechaza.

El Presidente agudizó el conflicto durante un acto con microemprendedores en el Centro Cultural Kirchner (foto 2). Condenó así la huelga de ayer de los cinco sindicatos docentes nacionales y el intento el domingo último de montar en el Congreso una carpa docente sin autorización del gobierno porteño y levantada por la Policía de la Ciudad, lo que motivó la medida de fuerza.

“La pelea será a fondo. La gente quiere que se cumpla la ley y que no se perjudique a los chicos, que tienen que estar en clase. La provincia multará a los sindicatos más combativos y mejorará la propuesta la semana próxima”, citó el diario oficialista La Nación a una fuente anónima que sintetizó la opinión presidencial tras un duro discurso del propio Mauricio Macri.

De hecho, según cita el mismo medio, en su primera reacción luego de los violentos incidentes del domingo, Macri aseguró que “los gremios docentes, en vez de dar el ejemplo y cumplir las normas, violan las normas y, como reacción a que las violaron, hacen un día de paro”.

macri_selfie

“Eso es lo que no queremos más, y lo estamos expresando con claridad. Tenemos gremios docentes que, en vez de reconocer el mal resultado de los informes sobre educación, hacer autocrítica y sentarse en una mesa, radicalizan la defensa de lo que han hecho”, castigó el jefe presidencial .

Por la noche Macri complementó su mensaje con una frase de agradecimiento a docentes que no hicieron paro y dieron clase.

 

Los gremios docentes y el kirchnerismo denunciaron una “represión” a los sindicalistas.

Mientras Macri hablaba en el CCK, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, recusó a la jueza laboral Dora Temis y apeló ante la Cámara su fallo del jueves último, que ordenaba a la cartera laboral convocar a una paritaria nacional docente en el plazo de cinco días.

La Casa Rosada pidió la nulidad de la medida y espera que la apelación tenga efecto suspensivo, que detenga la ejecución de la medida. El conflicto, sin embargo, podría escalar hasta la Corte Suprema.

Por otro lado, los sindicatos docentes le pidieron al gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta un permiso formal para instalar la “escuela itinerante” hasta el 19 del mes actual y fueron autorizados, lo que ayudó a descomprimir la tensión.

En tanto, según pudo saber LA NACION, en la Casa Rosada trascendió que el gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal tiene casi decidido quitarles la personería jurídica y fijar una multa de 300 millones de pesos a los sindicatos provinciales Suteba, que dirige Roberto Baradel; Sadop, y UDA, por desobediencia al no acatar la conciliación obligatoria. Por otro lado, al producirse el paro nacional de ayer, el gobierno de Vidal suspendió la convocatoria a la mesa de los docentes que tenía prevista para hoy y los convocará para la semana próxima, con una mejora en carpeta para negociar el aumento en paritarias.

“El gobierno nacional y el provincial están trabajando en tándem porque hay una decisión muy firme de no dejar avanzar a los gremios para ponerles un límite”, dijo a LA NACION un funcionario. Por otro lado, en la Casa Rosada admiten que las encuestas del jefe del Gabinete, Marcos Peña, son muy favorables a la postura del Gobierno en los conflictos docente y sindical. Por ese motivo, Macri avanza sin temores.

El jueves último, la jueza laboral Dora Temis había concedido una medida cautelar presentada por la Unión de Docentes Argentinos (UDA) y ordenó al Ministerio de Trabajo convocar una paritaria nacional, tal como reclaman todos los sindicatos de maestros.

Macri y todos los gobernadores rechazan esa paritaria por entender que en 2016 se fijó el salario mínimo docente en un 20% más que el mínimo vital y móvil. Pero los docentes quieren reabrir la pelea. Es por ello que la cartera de Triaca apeló el fallo, recusó a la jueza y pidió la “nulidad” de la medida. La recusación se fundó en “prejuzgamiento” al haber adelantado opinión del fallo definitivo al otorgar la cautelar.

La nulidad se fundamentó en haber omitido un informe previsto en la ley de cautelares para que el Estado se expida sobre el interés en juego y así poder oponer la defensa. La apelación, en tanto, plantea la falta de requisitos para pedirla (peligro de demora, verosimilitud del derecho y contracautela), omisión del citado informe, no ser una cuestión alimentaria sino salarial, falta de fundamento, prejuzgamiento y haber soslayado el bien público educación, entre otros.

Durante el acto en el CCK, Macri fue terminante al señalar que “si la educación es limitada, si es anacrónica y estructurada, va a ser muy difícil que potenciemos nuestra parte creativa”. Y aseveró que lo que “está pasando hoy en la Argentina” es que en vez de “debatir lo que está pasando con la educación”, los resultados negativos de las pruebas Aprender del año pasado, los gremios se “radicalizan” y “defienden lo que han hecho, aun cuando se violaron normas, con un día de paro”.

Fuentes de la Casa Rosada citadas por el mencionado medio señalaron que “los sindicatos tienen que cumplir la ley para montar una carpa o una estructura, como la cumple la CGT o cualquier partido político”.

Además, sostuvieron que los dos detenidos del domingo último eran militantes del Frente para la Victoria y no docentes. “Baradel quiso buscar un problema tras la derrota ante Vidal porque se desinfló el paro”, dijo un funcionario oficial.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top