// cgt_moyanistas

La CGT se fragmenta entre moyanistas y pro-gobierno de cara a la marcha del jueves 22

Política

Jugado a todo o nada en su guerra contra el gobierno, el ex aliado Hugo Moyano “consigue” el apoyo de los miembros del triunvirato cegetista que le responden para la marcha de camioneros en la Capital Federal del jueves 22.

Así, dos de los tres secretarios generales de la CGT, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña –referente del actual aliado de Moyano y el grastronómico Luis Barrionuevo, respectivamente –, junto con una veintena de integrantes del consejo directivo de la central manifestaron su adhesión esta tarde en la histórica sede de Azopardo. Siendo el referente de los gremios que tienen diálogo con el oficialismo, el otro triunviro,Héctor Daer, faltó a la cita. Daer es la cara visible de “los gordos” (grandes gremios) y los autodenominados “independientes”, pero en lo concreto propensos a negociar con el Gobierno. Como tales, los “gordos” están hasta hora libres investigaciones judiciales como las que comenzaron a llover sobre Hugo Moyano desde su toma de una posición intransigente respecto a los avances del macrismo en materia laboral.

Así, por primera vez desde su surgimiento, el 22 de agosto de 2016, el triunvirato de mando de la CGT convocó a su consejo directivo sin la unanimidad de los tres jefes.

A todo o nada
Pese a las ausencias de peso y la falta de respaldo de una cantidad importante de gremios con amplia capacidad de movilización, Pablo Moyano, segundo de Camioneros después de su padre, dijo durante la reunión que la movilización del 22 “va a ser la más grande” de la historia de su gremio. No descartan que el escenario de la protesta sea la 9 de Julio. Moyano busca hacer una demostración de fuerza en lo que parece una guerra abierta y a todo o nada con el gobierno.

La decisión fue presentada como tomada por Schmid y Acuña, aunque en realidad responde a un acuerdo entre Moyano y Barrionuevo.  Daer junto con el bastión autodenominado “independientes”, que integran Gerardo Martínez y los estatales Andrés Rodríguez y José Luis Lingeri, se consolidan así como el “ala dialoguista” de la CGT.

Es la primera vez desde que la CGT está al mando de un triunvirato que el apoyo a una medida de fuerza no es unánime. La ausencia de “los gordos” y los “independientes”, y el vacío a la marcha del 22 es una muestra clara de la profunda división que desde hace meses cruza a la CGT.

La movilización del 22, anunciada con un mes de anticipación, se decidió en medio del enfrentamiento entre Hugo Moyano y Mauricio Macri. La escalada se agudizó en los últimos días con el avance de varias de las causas judiciales en las que se investiga al jefe camionero.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top