// 457379

Freno al “tarifazo”: el peronismo no K ratificó que apoyará el proyecto de ley

Política

Los números que se manejan en el Senado ratifican que el texto avalado en la Cámara baja para retrotraer el precio de las tarifas de los servicios públicos y ponerles un tope a los incrementos cuenta con una cantidad de votos suficiente para ser aprobado.

Las negociaciones entre el oficialismo y la oposición “dialoguista” fueron constantes durante la jornada del martes. Pese a ello, por decisión mayoritaria, el interbloque Argentina Federal (que tiene 24 de los 72 senadores y es liderado por el rionegrino Miguel Pichetto) decidió apoyar el texto que cuenta con la media sanción de Diputados.

El presidente Mauricio Macri y distintos referentes de Cambiemos quisieron convencer a opositores y a gobernadores de los distintos inconvenientes que generaría en la economía nacional un proyecto de este tipo, pero en una reunión a puertas cerradas que duró poco más de dos horas, el peronismo no kirchnerista rechazó la posibilidad de modificar su postura de apoyo el texto.

Si bien algunos senadores de ese interbloque ya manifestaron su disconformidad, el primer conteo de votos arrojaría que, con la ayuda de aliados ocasionales, el interbloque de Pichetto podría reunir cerca de 40 votos. Esto obligará a Macri a pagar el costo político del veto.

Solo el salteño Rodolfo Urtubey se opuso abiertamente, ya que sus pares consideraron “insuficiente” la propuesta de último momento de Cambiemos -surgida del propio gobernador Juan Manuel Urtubey- para rebajar el IVA a la mitad para usuarios residenciales y en seis puntos para las pymes.

Los otros dos senadores por Salta -Cristina Fiore Viñuales y Juan Carlos Romero, ambos del Interbloque Federal- también sumarían votos al proyecto oficialista.

En declaraciones radiales, el senador Urtubey consideró que la iniciativa tiene un costo fiscal que “es astronómico” y dijo que junto a sus pares salteños, “vamos a sostener la postura del gobernador de seguir explorando la posibilidad de un proyecto alternativo y que permita traer un alivio a los millones de usuarios que están padeciendo las consecuencias de esta actualización tantos años postergada”.

“Nosotros no hemos logrado convencer a muchos de nuestros compañeros de bancada, pero seguiremos trabajando en eso. Quien tiene que ganar o perder es la gente. Si privilegiamos el microclima político a ver quién gana y quién pierde y el usuario mañana se entera que de aquí no salió nada bueno, me parece que perdemos todo”, analizó el hermano del gobernadorsalteño.

Cambiemos cuenta con su propio dictamen que establece la rebaja del IVA para los servicios de luz, gas y agua, con vigencia por un año, que alcanzaría a usuarios residenciales -con una alícuota del 10,5%- y PyMEs -alícuota del 21%-. Se trata de un proyecto que presentó sobre la hora en el plenario de comisiones de la semana pasada.

Los cálculos que hace el Gobierno arrojan que sólo por 2018 el Estado tendría que tapar un déficit adicional de $90 mil millones si se da luz verde a la iniciativa peronista. En tanto, por 2019, serían unos $80 mil millones. Es decir, una suma superior a los 170 mil millones de pesos.

Los senadores Guillermo Snopek y Dalmacio Mera, que habían firmado en disidencia el dictamen de mayoría la semana pasada,  se sumarán al proyecto opositor. Pero anunciaron que harán en el recinto algunas críticas a la iniciativa.

Solo unos pocos apoyos
Cuando el peronismo se une logra truncar cualquier tipo de estrategia oficial, ya que el macrismo solo tiene apenas un tercio del cuerpo, insuficiente para ganar cualquier votación que la oposición resista.

Algunos hombres cercanos al Presidente se hicieron ilusiones sobre una eventual caída del proyecto cuando cuatro senadores del interbloque Argentina Federal firmaron el dictamen de mayoría “en disidencia”.

Las dudas las eliminó el correntino Carlos Espínola, quien ratificó que votaría el proyecto en general, y expondría sus diferencias durante el tratamiento en particular.

En este contexto, Macri recibió al bloque de senadores liderados por el popular salteño Juan Carlos Romero, que no responden al PJ que lidera Miguel Pichetto, y que podrían apoyar un proyecto alternativo para evitar la iniciativa que rechaza el Gobierno.

Durante el encuentro le manifestaron al Presidente que votarán a favor del proyecto de rebaja del IVA en los servicios públicos, con lo cual le restarían apoyo al proyecto de la Cámara de Diputados.

Entre los senadores que responden a Romero, del Frente Popular Salteño, están Cristina Fiore, del Partido Renovador de Salta, Lucila Crexell y Guillermo Pereyra del MPN de Neuquén, y Carlos Alberto Reutemann, de Alianza Cambiemos Santa Fe.

Más allá de alguna ausencia que pueda darse en el interbloque que conduce Miguel Pichetto -la de Carlos Menem, por ejemplo, o tal vez el chubutense Alfredo Luenzo, que dijo que el proyecto de los diputados “no es bueno” y que se le debería dar “más tiempo al debate”-, es seguro que al menos una veintena de votos aportará ese espacio.

El oficialismo difícilmente llegue a reunir 30 votos, y este proyecto se aprueba por mayoría simple.

Lo máximo que podría conseguir Cambiemos es dejar sin quórum la sesión y alargar la definición. Esta estrategia quedó descartada y fue el propio oficialismo el que incluyó el proyecto de tarifas en el temario de la sesión especial pedida para este miércoles.

Iprofesional

 

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top