// diputados

El Gobierno tiene los votos del Congreso para el ajuste acordado con los Gobernadores

Política

El Senado aprobó anoche el polémico proyecto de reforma previsional, que modifica la fórmula de actualización de las jubilaciones , en una extensa sesión en la que también se aprobaron los proyectos de responsabilidad y de consenso fiscal que el Poder Ejecutivo acordó con los gobernadores.

El oficialismo logró los votos, gracias a la colaboración del sector del PJ que responde a los caciques provinciales, los principales interesados en el que el ajuste sea pagado por quienes cobran haberes previsionales y no sus distritos. Tras la media sanción de la Cámara Alta, las iniciativas del oficialismo ya fueron giradas a la Cámara de Diputados.

La reforma previsional era el proyecto más cuestionado por los bloques opositores y, por lo tanto, el que más dudas generaba sobre la posibilidad de ser aprobado, sin embargo, el proyecto fue aprobado con 43 votos positivos, 23 negativos y 3 abstenciones. Este ajuste previsional que impulsa Mauricio Macri modifica la fórmula con la que se actualizan las jubilaciones y pensiones dos veces al año, reemplazándola por una que perjudicará al sector pasivo, al subestimar respecto de la fórmula anterior el crecimiento que demandan los haberes: ahora subirá solo de acuerdo a la inflación general computada por el gobierno -sin tener en cuenta los rubros que afectan particularmente a los pasivos-, mientras que antes se incluía además el aumento en la percepción de tributos que recibiera el Estado.

 El nuevo método de actualización se ejecutará desde marzo trimestralmente sobre la base de una fórmula que integra, en una proporción de 70/30, la variación de la inflación y el índice que mide la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (Ripte).

Esta reforma es inconstitucional porque barre con derechos adquiridos“, cuestionó la kirchnerista María de los Ángeles Sacnum (Santa Fe), quien consideró que, de aprobarse la iniciativa, se “estaría dando el tiro de gracia” al sistema universal y de reparto.

Guillermo Pereyra (MPN-Neuquén) puso en cifras los cambios. “Si este año se hubiera aplicado esta fórmula, los jubilados hubieran recibido un 3,5% menos”, de suba.

La reforma también permitirá a los trabajadores optar por seguir activos cinco años más allá de la edad de jubilación (65 para las mujeres y 70 para los hombres), período en el que las empresas dejarán de hacer aportes, y garantizará el 82% móvil a quienes cobren la mínima y hayan realizado 30 años de aportes.

El oficialismo defendió la iniciativa, que marcó como parte de un compromiso más amplio, sellado entre Nación y provincias y que elimina impuestos distorsivos, baja el gasto y el déficit fiscal y pone límites al endeudamiento y a la incorporación de empleados públicos. El proyecto sobre responsabilidad fiscal fue apoyado por 53 votos positivos, 14 negativos y 2 abstenciones. En tanto el consenso fiscal fue sancionado con el voto de 52 senadores, el rechazo de 15 legisladores y la abstención de 2 parlamentarios.

“Esto va a garantizar que la Argentina no explote dentro de 20 o 25 años”, afirmó el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (Pro-Capital). “Vamos a bajar el déficit, pero vamos a eliminar impuestos, no sólo nacionales, sino provinciales”, agregó.

La cordobesa Laura Rodríguez Machado (Pro) justificó las modificaciones en la fórmula de actualización en los cambios en la recaudación impositiva que implicarán los retoques fiscales. “Por eso -explicó Machado- era menester encontrar una alternativa para que los jubilados puedan sentirse protegidos”.

“Esta fórmula va a permitir una movilidad adecuada en términos de lo que se puede perder por la inflación”, agregó. Destacó que Brasil, Uruguay, Alemania, Finlandia y el Reino Unido aplican el sistema.

“Están desguazando el sistema previsional para después ir a un sistema de capitalización”, denunció la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti (Mendoza) .

La primera voz peronista que apoyó las iniciativas fue la del catamarqueño Dalmacio Mera, que respaldó el acuerdo fiscal.

Los tres proyectos tuvieron dictamen la semana pasada, luego de un único plenario de comisiones en el que desfilaron cerca de una decena de gobernadores y los ministros Rogelio Frigerio, Nicolás Dujovne y Jorge Triaca.

Un debate de bancas divididas

Los argumentos oficialistas

Para defender la reforma previsional y el pacto fiscal, Federico Pinedo aseguró que los acuerdos garantizarán que el país “no explote” y “bajar el déficit”

Las críticas kirchneristas

El FPV cuestionó los cambios previsionales. Para Anabel Fernández Sagasti, “están desguazando el sistema previsional para ir a uno de capitalización”

El apoyo peronista

El bloque de los gobernadores del PJ es clave. El catamarqueño Dalmacio Mera criticó que a Buenos Aires le den dinero y al resto de las provincias, bonos, pero respaldó el pacto fiscal

 

 

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top