cristina_hijos_cfk

Cristina avanzaría en la formación de un frente propio

Política

Con críticas cada vez más duras contra Florencio Randazzo, el kirchnerismo avanzó ayer otro paso en su estrategia electoral: las fuerzas que acompañan a la ex presidenta se disponen a armar un frente sin el PJ para sostener su candidatura y evitar la competencia interna con el ex ministro de Transporte.

Todavía sin un anuncio formal, la decisión de que Cristina sea candidata está tan avanzada que la pata gremial del kirchnerismo ya evalúa la organización de un acto para los últimos días de la semana que viene. Sería la antesala a la inscripción de la candidatura. Para ese entonces ya estará anotado ante la Justicia el Frente Ciudadano para la Victoria, tal como se resolvió denominar la alianza de partidos que llevará a la ex presidenta como primera candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires.

Mientras Cristina cuestiona al Gobierno en las redes sociales y se mantiene al margen de la discusión interna, las definiciones corrieron por cuenta de los jefes comunales que respaldan su postulación. El intendente de Moreno, Walter Festa, confirmó que la ex presidenta va a ser candidata “por un nuevo frente” y que no tendrá competencia interna en las PASO. “Tiene una constitución legal que llama a la unidad, pero significa una lista única y ponernos de acuerdo en 15 puntos programáticos”, dijo, en declaraciones a Radio Caput.

El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, detalló que “hay 18 partidos aparte del PJ que promueven la candidatura”, ratificó que no habrá disputa interna y subió el tono de las críticas contra Randazzo. “Hay que debatir en estos 45 días qué pasa en el país, no perder tiempo debatiendo con empleados de Cristina”, dijo a FM Blue, en referencia al ex ministro. Y agregó: “No hay equivalencia entre Cristina y Randazzo, es como poner arriba del ring a un campeón mundial contra un pibe que pasa por ahí”.

El sello de Cristina

De las estrategias jurídicas que se analizan para eludir las PASO, la que ayer tenía más adeptos es la de excluir al PJ de los comicios. De esa manera, el sello no podría ser usado por Cristina, que se postularía por el nuevo frente, conformado por partidos cristinistas, como Nuevo Encuentro, Miles, Kolina y el Frente Grande.

En ese caso, Randazzo tampoco podría candidatearse por el PJ y debería armar su propio frente. A un plan similar se recurrió en 2003, cuando el PJ se declaró prescindente para que en las elecciones presidenciales pudieran presentarse por separado tres candidatos del partido: Carlos Menem, Néstor Kirchner y Adolfo Rodríguez Saá. Entre los apoderados del PJ ayer había dudas: advertían que la decisión partidaria podría ser recurrida por Randazzo ante la Justicia. La única manera de evitar la judicialización, sostenían, es dejarle el sello al ex ministro del Interior y Transporte.

Parte del ala kirchnerista, el presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, no desmintió ni confirmó las versiones. Optó, en cambio, por emitir un comunicado en el que volvió a reclamar la unidad. “Existen momentos trascendentales en la vida política de un país que imponen y demandan poner a las necesidades del pueblo, y las necesidades del propio frente que vela por ellas, por sobre las ambiciones personales”, dijo. Y agregó: “No tengo dudas de que esa comprensión primará. Las diferencias entre hombres y mujeres de un espacio que comparte los mismos valores y principios políticos siempre confluyen en un punto de encuentro”.

Mientras tanto, la CTA de Hugo Yasky inició las conversaciones para hacer un acto sobre el final de la semana próxima, con el resto de la pata gremial del kirchnerismo, también integrada por la Corriente Federal, del bancario Sergio Palazzo, y un puñado de gremios de la CGT.

 

Fuente: La Nación

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top