// corrientes

Corrientes: triunfo ajustado de Cambiemos, la oposición denuncia manipulación en el conteo

Política

Finalmente la polarizada elección fue más reñida de lo esperado y con un escrutinio que se desarrollaba con una lentitud que hasta el oficialista diario La Nación llamó “enverante”. Se impondría igualmente el candidato del oficialismo nacional y provincial, el radical Gustavo Valdés (Encuentro por Corrientes-Cambiemos) quien se perfilaba futuro gobernador de esta provincia y le daba a la Casa Rosada un triunfo clave de un aliado provincial cuando faltan menos de dos semanas para las estratégicas elecciones legislativas nacionales de medio término.

Pasada medianoche, el candidato opositor Carlos “Camau” Espínola seguía sin reconocer la derrota. “Acá hay un apagón informático; lo importante son los datos oficiales y los correntinos no nos podemos ir a dormir con el 35% de los votos”, denunció el diputado provincial Martín Barrionuevo, vocero del frente Corrientes Podemos Más.

“Al Gobierno nacional hay que preguntarle qué está pasando en Corrientes, por qué están permitiendo una irregularidad”, sentenció por su parte el candidato a vice-goberador de Podemos Más, Nito Artaza.

Hasta ayer a la madrugada, y con el 45,25% de las mesas escrutadas, Valdés se imponía con el 52,42% de los votos al peronista Carlos “Camau” Espínola, candidato del frente Corrientes Podemos Más, que alcanzaba el 46,62%.

Con este resultado, el candidato oficialista lograba consagrarse gobernador sin necesidad de enfrentar a Espínola en una segunda vuelta.

El Gobierno colocó todas sus fichas en esta elección con la mira puesta en convertirla en un caso testigo. Y hacia allí fueron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del interior, Rogelio Frigerio, quienes se sumaron a los festejos a pesar de la lentitud del conteo de votos, buscando generar un efecto victoria prematuro, similar a lo acontecido en la provincia de Buenos Aires durante las PASO del mes de agosto.

Antes, el propio Mauricio Macri desembarcó en esta provincia la semana pasada y visitó las ciudades de Concepción y Mercedes para compartir actos de campaña con Valdés y el gobernador Ricardo Colombi, líder de Encuentro por Corrientes y firme aliado de la Casa Rosada.

A festejar (por anticipado)

En medio de una guerra de nervios potenciada por la lentitud del escrutinio provisorio oficial, el alivio comenzó a extenderse en el oficialismo provincial cuando se confirmó que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, volaban rumbo a esta provincia para levantarle la mano a Valdés. Llegaron poco antes de las 23 para sumarse a los festejos. “Sostengan este entusiasmo dos semanas más”, pidió Frigerio.

A la madrugada, el candidato opositor seguía sin hablar y a la espera de que el escrutinio provisorio oficial avanzara hasta alcanzar una tendencia que fuera definitiva.

No obstante, tanto Peña como Frigerio realizaron declaraciones dando por hecho el triunfo del frente oficialista, destacándolo como un claro envión para Cambiemos de cara a la elección legislativa nacional y, en particular, la batalla personal con Cristina Kirchner en suelo bonaerense.

“Esto contribuye a consolidar el cambio en la Argentina”, afirmó el jefe de Gabinete.

“Siempre los triunfos son buenos y ayudan en la recta final de esta campaña”, aseguró, por su parte, el ministro Frigerio.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top