// 463980 (1)

Caso Ciccone: Boudou fue condenado a 5 años y 10 meses de prisión y fue inmediatamente detenido

Política

El exvicepresidente de la Nación Amado Boudou fue condenado a 5 años y 10 meses de prisión en el juicio oral y público del caso Ciccone por ser considerado autor penalmente responsable de los delitos de cohecho pasivo (recibir sobornos) y negociaciones incompatibles con la función pública. Los jueces del Tribunal Oral Federal 4, Pablo Bertuzzi, Guillermo Costabel y Gabriela López Iñiguez ordenaron su inmediata detención.

Los magistrados también le impusieron al exministro de Economía una multa de $90 mil e inhabilitación perpetua.

Por su parte, el TOF consideró a su amigo José María Nuñez Carmona partícipe necesario del delito de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles y le impusieron una pena de 5 años y 6 meses.

El empresario Nicolás Ciccone fue condenado por cohecho activo (por pagar una coima) a 4 años y medio de cárcel.

El arrepentido Alejandro Vandenbroele, quien fuera titular de The Old Fund y estaba acusado de haber sido testaferro del ex vicepresidente, recibió una condena de dos años y medio en suspenso y deberá realizar durante 3 años tareas comunitarias no remuneradas en una institución de bien público. Fue condenado por cohecho pasivo.

Rafael Resnnick Brenner, ex jefe de asesores de la AFIP, y Guido Forcieri, ex funcionario del Ministerio de Economía, también fueron condenados a 3 años y 2 años y medio en suspenso, respectivamente.

El tribunal también rechazó diversos planteos de nulidad que habían pedido las defensas.

Para la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, quien estuvo en tribunales, fue “una condena histórica”. La OA había requerido al tribunal que el exvicepresidente fuera condenado a 5 años y medio de prisión de cumplimiento efectivo.

La palabra de Boudou

La defensa de Amado Boudou pidió este martes por la mañana suspender el verdicto en la causa por la venta de la ex Ciccone, al argumentar que el presidente del tribunal que juzga al ex vicepreasidente, Pablo Bertuzzi, no puede intervenir.
El abogado Alejandor Rúa pidió suspender el veredicto al informar que apeló ante la Corte Suprema el rechazo a una recusación de Bertuzzi.
Y dijo que esa medida tiene “efecto suspensivo”, por lo que el presidente del tribunal no debería intervenir en el veredicto y pidió la suspensión, en referencia al juez Pablo
Bertuzzi.
Es que la Cámara Federal de Casación Penal ya rechazó el planteo pero el mismo fue apelado a la Corte Suprema de Justicia mediante un recurso extraordinario, lo que tendría efecto suspensivo y hasta tanto no sea definido el mismo.
Poco antes, Boudou hizo uso de las últimas palabras: “Estoy acá”, dijo aludiendo a que la condena podría conllevar un pedido de detención tal cual lo pidió la UIF y negando que
exista peligro de fuga.
“Hay un relato construido en este juicio, muchas cosas se desbarataron”, dijo Boudou. Y recalcó: “Jamás negocié por mí o terceras personas el 70 por ciento del paquete accionario de Ciccone”.
Tras ello, aseguró que las acusaciones por cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública no tienen ningún sustento.
“Los políticos que reciben transformar la libertad son perseguidos, primero por los medios y luego por la administración de Justicia”, agregó Boudou, quien dijo que en este proceso se está “tomando revancha” en su contra por cambiar la política de las AFJP durante su gestión.
“Quiero dejar este testimonio para todos los jubilados, para los niños, para todas y todos. La única verdad es la realidad”, cerró Boudou.
Su amigo, el empresario José María Núñez Carmona, también habló y dijo que es “descabellado” el pedido de detención en su contra hecho por la UIF al que tildó de “acto político”.
“Yo siempre estuve a derecho, me parece disparatado” remarcó el empresario, quien pidió al Tribunal que la detención al menos se lleve a cabo en caso de quedar firme la eventual condena en su contra.
También hablaron antes del veredicto el antiguo dueño de la empresa gráfica, Nicolás Ciccone; el exjefe de asesores de la AFIP Rafael Resnick Brenner; el exjefe de Gabinete del Ministerio de Economía Guido Forcieri; y el abogado Alejandro Vandenbroele.

Caso

Tanto Boudou como el resto de los acusados tenían pedidos de condena y de detención en el caso en el que se juzga la compra en 2010 de la empresa Ciccone –la calcográfica más importante del país– por parte de “The Old Fund”, una empresa presuntamente pantalla del ex vicepresidente y que tenía como cara visible a Alejandro Vandenbroele, el arrepentido del caso.

El veredicto estaba previsto originalmente para el 12 de julio pero las defensas de Boudou y Nuñez Carmona recusaron al juez Bertuzzi por entender que estaba en una “negociación con el gobierno” para ser trasladado a otro tribunal, la Cámara Federal.

Este fue el segundo veredicto que tuvo Boudou. El primero fue por la falsificación de documentación para transferir un auto Honda en el que fue absuelto. Pero la Cámara de Casación revocó esa decisión y ordenó que se haga un nuevo juicio oral.

La Fiscalía y la OA habían pedido que Boudou fuera condenado a cinco años y medio de cumplimiento efectivo y la UIF a seis años por los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho (recibir coimas). La UIF también había solicitado que el ex vicepresidente y el resto de los acusados con pedidos de prisión efectiva sean detenidos en el momento del veredicto si son condenados.

Boudou y Nuñez Carmona ya estuvieron presos 70 días. Fue de noviembre del año pasado a enero en la cárcel de Ezeiza por orden del juez federal Ariel Lijo en la causa por presunto enriquecimiento ilícito. Luego fueron liberados por la Cámara Federal.

Según los acusadores, Boudou utilizó su cargo de Ministro de Economía para quedarse con el 70 por ciento de las acciones de Ciccone, a través de The Old Fund, y hacer negocios con el Estado.

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top