// macri-carrio20180301

Carrió y la UCR cuestionan la suba de tarifas y cuestionan al gobierno

Política

Los socios del PRO en el armado gubernamental oficialista exigen cambios. Así, la jefa de la Coalición Cívica presentará hoy en el Congreso un pedido de informes al jefe de Gabinete, Marcos Peña. Para la diputada, “no existen suficientes controles”. Por su parte, más orgánicos, los radicales le reclamarán a la Casa Rosada reformular la política. Hay reclamos también al interior del propio partido presidencial.

Los aumentos de tarifas y su impacto sobre los precios abrieron una honda grieta en el oficialismo, de consecuencias aún imprevisibles. Convencidos de que sus reclamos sobre el tema no son suficientemente escuchados en el Gobierno, la Coalición Cívica, que lidera Elisa Carrió , y el radicalismo decidieron pasar a la acción y esta semana harán presentaciones formales para que se revise la política tarifaria en materia energética.

Lo más llamativo y novedoso de la situación tal vez sea que Carrió y los radicales no están solos en la cuestión de las tarifas dentro del oficialismo. Sobre todo después de que se conociera el jueves pasado que la inflación de marzo había trepado al 2,3% y que en el primer trimestre ya se había acumulado casi la mitad de la meta de la inflación prevista por el Gobierno a fines del año pasado y que, a esta altura, ya todos dan por incumplible.

Además, Carrió irá más lejos: su bloque elevará hoy ante la Cámara de Diputados un proyecto de resolución con preguntas urticantes dirigidas al jefe de Gabinete, Marcos Peña . Como hace ya dos semanas, la socia fundadora de Cambiemos hace punta en el cuestionamiento a los aumentos, sobre todo de los precios de la energía. Pero ahora no solo formalizará sus planteos, sino que en ellos se deslizarán sospechas que pueden golpear zonas sensibles para el propio Mauricio Macri .

Beneficios para empresarios amigos
Según el borrador del proyecto al que accedió el periodista Claudio Jacquelin  (La Nación), detrás de las preguntas de la diputada a Peña se desliza la acusación de que el Gobierno, por acción u omisión, ha beneficiado a empresas cuyos directivos tienen algún tipo de relación con el macrismo. Aunque no se lo menciona en el documento, se sabe que el núcleo íntimo de Carrió apunta al empresario Marcelo Mindlin, el zar de los negocios energéticos, que hace un año adquirió la compañía constructora del primo presidencial Ángelo Calcaterra y cuyo portfolio de negocios es el que más ha engordado durante la gestión macrista. En las cercanías de Carrió lo llaman “el Eskenazi de Macri” (por el banquero al que el kirchnerismo hizo propietario y puso a controlar YPF). Un auténtico cortocircuito en la coalición gobernante. La acusación coincide, además, con las que provienen desde los sectores más duros de la oposición.

electricidad

El eje del proyecto de resolución que lleva la firma de todos los diputados de la Coalición Cívica es explosivo: plantea la sospecha de que las empresas estén sobrefacturando y que por parte del Gobierno y los entes reguladores no se esté controlando debidamente la aplicación de los reajustes.

Los radicales, más respetuosos del armado oficialista, tienen previsto llevar a a la casa de gobierno un proyecto de reformulación de las políticas en este tema, después de los tensos momentos que protagonizó el titular partidario, Alfredo Cornejo, en el almuerzo en la Casa Rosada del que participaron Macri; Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , y el presidente de Diputados, Emilio Monzó, por el Gobierno, y los titulares de los bloques partidarios, Luis Naidenoff y Mario Negri , entre otros radicales.

La formalidad del escrito no atenuará los airados reclamos que llevó la dirigencia de la UCR a la mesa de Balcarce 50, entre los que se pueden encontrar coincidencias de fondo con lo que objeta Carrió. Los radicales sostienen que alrededor de un 30% de las subas tarifarias tiene como destino terminar con juicios hechos por empresas energéticas por los retrasos tarifarios del pasado y no solo llevar el precio a valores de mercado para poner fin a los subsidios que engordan el déficit fiscal.

“Nosotros fuimos claros, mientras le estamos pidiendo sacrificios a la gente y abusamos de la paciencia social con los aumentos de precios y el lento arranque de la economía, no vemos cuál es el esfuerzo que hacen los empresarios amigos del Presidente. No entendemos por qué ellos, que ahora están ganando buena plata, no pueden esperar para cobrar lo que les dejó debiendo el kirchnerismo”, planteó con suspicacia uno de los radicales que participaron de la reunión en la Casa Rosada. La tensión que el tema generó fue tal que si no fuera por el cuidado de las formas que cultivan ambas partes la comida seguramente habría resultado indigesta, aunque el malestar puede tener efecto retardado.

carrio_diputados

Comentá esta nota!

comentarios

También te puede interesar:

Back to Top